Maduro renuncia a ir a la ONU en plena pugna con Estados Unidos

Algunas fuentes aseguran que teme un golpe de Estado durante su ausencia de Venezuela

Maduro y la primera dama Cilia Flores saludan a sus simpatizantes durante un acto de Gobierno el jueves en Caracas
Maduro y la primera dama Cilia Flores saludan a sus simpatizantes durante un acto de Gobierno el jueves en Caracas

Caracas / Corresponsal

El presidente Nicolás Maduro ha declinado asistir dentro de dos semanas a la Asamblea General de las Naciones Unidas y delegará en la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, y en su ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, la responsabilidad de «mostrar la verdad de Venezuela ante el mundo». Sus representantes tienen el encargo de entregar al secretario general de la ONU, António Guterres, «los más de 12 millones de firmas recogidas contra el bloqueo de Donald Trump, que expresan la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano». «Yo fui el año pasado a Nueva York, este año no voy a ir, este año me quedo con ustedes trabajando en Venezuela, bien seguro y bien tranquilo», añadió en un discurso por la televisión estatal.

La renuncia de Maduro a asistir a la Asamblea de la ONU se produce en medio de los rumores sobre una posible asonada militar contra su régimen. Según diversos portales web, el líder chavista no teme ser detenido en Estados Unidos (durante las citas en la ONU Nueva York es una ciudad abierta ­a la que han asistido, entre otros, Fidel Castro o Muamar Gadafi) sino a Zamuro (buitre), un alto mando del Ejército en quienes algunos han querido ver (por ser de raza negra) al general Jesús Suárez Chourio, que ha estado perennemente bajo sospecha, o el propio ministro de Defensa, Vladimir Padrino, sobre quien se duda de su actuación en el frustrado golpe de Estado del 30 de abril.

Pero Julio Borges, canciller de la presidencia interina de Juan Guaidó, ha señalado que «el dictador Maduro no irá a la ONU porque le tiene miedo al mundo libre (...) está completamente cercado y sabe del repudio mundial que se le viene encima». «No tiene argumentos para defender el Estado fallido que ha creado y que está promoviendo el narcoterrorismo en toda la región. Tampoco puede tapar la terrible crisis humanitaria a la que ha condenado a Venezuela», señaló el expresidente del Parlamento exiliado en Colombia.

El régimen argumenta tener apoyo mayoritario del país y haber recogido 12 millones de firmas contra las sanciones de EE.UU., pero la oposición señala que tal recogida de firmas no tiene ningún valor real, y que los números son una ficción, aumentada porque en diversas regiones del país han intercambiado «firmas contra Trump» por la amenaza de suspender la entrega de alimentos, algo que Maduro ha negado vehementemente.

Diálogo agotado

El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Stalin González, ha recalcado este viernes que el formato de Oslo y Barbados está «agotado» tras la decisión del Gobierno de Nicolás Maduro de levantarse de la mesa de negociaciones, si bien ha insistido en que la oposición está «lista» para llegar a un acuerdo que resuelva la crisis, informa Europa Press.

«Hoy ese mecanismo no está activo (...), el formato que se utilizó con Barbados ya se agotó. Volver a ese formato no lo vemos viable, porque ya todo lo que se tenía que discutir se discutió», ha dicho el número dos del mandatario interino, Juan Guaidó, en una entrevista concedida a Unión Radio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Maduro renuncia a ir a la ONU en plena pugna con Estados Unidos