Argentina inicia una atípica campaña electoral con la economía al rojo vivo

Seis son los candidatos a ocupar la Casa Rosada desde el 10 de diciembre, cuando tomará posesión el vencedor de los comicios

Efe

r. g. buenos aires / efe

Argentina abrió ayer la campaña para las elecciones del 27 de octubre, con el peronista Alberto Fernández como favorito, después de que en las primarias de agosto aventajara por 16 puntos al presidente, Mauricio Macri, lo que generó un caos financiero que agravó la crisis que vive el país desde el 2018.

Seis son los candidatos a ocupar la Casa Rosada desde el 10 de diciembre, cuando tomará posesión el vencedor de los comicios de octubre o de una eventual segunda vuelta el 24 de noviembre, pero la extrema polarización en Argentina ubica a Fernández, que lleva a la exmandataria Cristina Fernández como aspirante a vicepresidenta, y a Macri en el centro del tablero de juego.

Aunque hace meses que se respira la carrera electoral, el punto de inflexión llegó el 11 de agosto con las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, conocidas como PASO, que, si bien eran percibidas como un simple sondeo, sus resultados impactaron no solo en el ámbito político, sino también en la maltrecha economía. La fuerte derrota de Macri supuso para el oficialismo un jarro de agua fría.

El día después de las PASO, la bolsa se desplomó casi el 38 % y el dólar empezó a trepar de forma descontrolada. Ese fue solo el primero de los innumerables sobresaltos bursátiles y cambiarios que durante tres semanas han mantenido en vilo a la clase política y empresarial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Argentina inicia una atípica campaña electoral con la economía al rojo vivo