San Francisco declara la guerra a la Asociación del Rifle: «Son una banda terrorista»

La acusa de incitar a la violencia y difundir propaganda sobre el uso de las armas


redacción / la voz

San Francisco ha declarado la guerra a la Asociación Nacional del Rifle (NRA). La Junta de Supervisores de la ciudad californiana aprobó por unanimidad una resolución que declara a la NRA organización de «terrorismo doméstico» por incitar a actos de violencia y desinformar y difundir propaganda sobre el uso de armas, y urgió a otros municipios a seguir su ejemplo.

«La NRA conspira para limitar la investigación sobre la violencia armada, y restringir el intercambio de datos sobre violencia armada», detalló la supervisora Catherine Stefani al presentar la resolución de la junta. «Lo más importante, [la NRA] trata de bloquear cada pieza de legislación sensata para la prevención de la violencia armada propuesta en cualquier nivel, sea local, estatal o federal», añadió.

La votación de San Francisco se produjo tres días después que un hombre matara a 7 personas en Odesa, en Texas, y cuando se cumplía un mes del tiroteo que dejó 22 muertos en un almacén en El Paso, en el mismo estado.

«Todos los países tienen personas violentas y odiosas, pero solo en EE.UU. les damos acceso inmediato a armas de asalto y cargadores de gran capacidad gracias, en gran parte, a la influencia de la Asociación Nacional del Rifle», dice la declaración.

A través de su cuenta de Twitter, la Asociación Nacional del Rifle replicó que la decisión es «un asalto imprudente contra una organización respetuosa de la ley, sus miembros y las libertades que todos defienden».

Reacción de la NRA

En un comunicado enviado al canal de televisión KTVU, la asociación calificó la resolución como «un truco absurdo de la Junta de Supervisores en un esfuerzo por distraerse de los problemas reales que afronta San Francisco, como la falta acuciante de vivienda y el abuso de drogas», entre otras cuestiones.

La resolución, que también alienta a la ciudad a evaluar y limitar los contratos con proveedores afiliados a la NRA, subraya que el país sufre una «epidemia de violencia armada de Estados Unidos, que incluye más de 36.000 muertes y 100.000 lesiones cada año». En ese sentido, Stefani quiso destacar la frecuencia con la que están sucediendo los tiroteos en territorio estadounidense.

La supervisora impulsó la resolución tras el ataque de finales de julio en el que cuatro personas perdieron la vida, incluidos dos menores de edad hispanos, en un festival en Gilroy, una comunidad ubicada a 82 millas (131 kilómetros) al sur de San Francisco. Después de este tiroteo se han registrado otros tres ataques masivos con armas en EE.UU.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

San Francisco declara la guerra a la Asociación del Rifle: «Son una banda terrorista»