Maduro declara la alerta en la frontera con Colombia ante una presunta amenaza de agresión

«El Gobierno actual de Colombia no quiere la paz, quiere la guerra y lo lamentamos», ha manifestado el presidente


Caracas / Corresponsal

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó la realización de ejercicios militares en la frontera con Colombia, en previsión de lo que calificó de supuesta intención de su vecino de iniciar un conflicto, tras el anuncio de rearme de una fracción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Maduro puso también a la fuerza armada venezolana en alerta naranja, lo que significa que todas las guarniciones militares fronterizas se encuentran con equipamiento completo y acuarteladas en su totalidad. Los ejercicios, que se realizarán a partir del 10 de septiembre, se desarrollarán, según el mandatario, a lo largo de los 2.219 kilómetros de frontera que comparten ambos países.

«Si quieres paz, prepárate para defenderte», dijo Maduro, parafraseando la frase romana. Afirmó que desde Bogotá se planea un «falso positivo» para «agredir a Venezuela», y afirmó que el presidente del vecino país, Iván Duque, «no quiere paz, quiere la guerra». Es la segunda vez en los últimos 11 años que Venezuela y Colombia tienen escarceos políticos con tinte militar. En el 2008, después de que Manuel Marulanda, histórico comandante de las FARC, muriera en un bombardeo en la frontera colombiana con Ecuador, Hugo Chávez ordenó movilizar 10 batallones a la frontera, argumentando que su homólogo Álvaro Uribe había realizado el operativo en territorio ecuatoriano. La movilización no pasó de la retórica.

En tanto, Juan Guaidó, presidente del Parlamento, anunció que tenía información, de supuestos militares que colaboran con él, de la ubicación de grupos irregulares colombianos en la frontera y pistas usadas para el narcotráfico. Sugirió que podía solicitar colaboración internacional para lograr información de satélites sobre los movimientos de ambos grupos ilícitos. Guaidó ya había dicho que colaboraría con el Gobierno de Duque sobre las actividades de los irregulares colombianos en Venezuela.

Colombia y la oposición venezolana acusan a Maduro de prohijar el rearme de una fracción de las FARC, de la que forman parte, entre otros, los líderes Iván Márquez y Jesús Santrich.

Ivanka Trump visita Cúcuta para conocer la realidad de los migrantes

e. davis

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) tiene «particular» preocupación por la situación en la frontera colombovenezolana, en la que muchos migrantes enfrentan una «violencia» que los puede dejar aún más vulnerables. La advertencia se ha producido el día en que la hija del presidente de EE.UU., Ivanka Trump, tenía previsto visitar la localidad colombiana de Cúcuta para conocer la situación de los desplazados.

«En particular estamos preocupados» con esa frontera y por las personas que transitan por «pasos irregulares» en una región en la que todavía operan «grupos armados», explicó en una entrevista con Efe la directora regional de operaciones del CICR para las Américas, Sophie Orr, durante una visita a Brasilia.

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.219 kilómetros considerada como la más «caliente» de América Latina, cubierta en parte por bosques en los que se amparan traficantes, mafiosos y guerrilleros. Las sendas a través de los bosques son «muy peligrosas» y más ahora, que el flujo de migrantes venezolanos que huyen de la crisis en su país también transita por ellas. Según Orr, existen casos de «violencia y extorsión», «reclutamientos forzados» o «abusos» a mujeres y niñas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Maduro declara la alerta en la frontera con Colombia ante una presunta amenaza de agresión