«La URSS fue la pieza decisiva e insustituible en la derrota nazi»

El historiador y editor Ricardo Artola considera que, si Hitler hubiera tomado Moscú en el invierno de 1941, quizá habría podido ganar la guerra

El historiador Artola cree que los aliados pudieron parar el Holocausto
El historiador Artola cree que los aliados pudieron parar el Holocausto

Ricardo Artola (Salamanca, 1962) es historiador, autor de La Segunda Guerra Mundial. De Varsovia a Berlín (Alianza), y editor, ahora al frente de Arlanza Ediciones.

-¿Hitler pensó que Gran Bretaña y Francia no reaccionarían ante la invasión de Polonia?

-Hitler llevaba siendo el matón internacional desde 1935 y se lo consentían todo. Desde ese punto de vista podría pensar que iba a seguir siendo así. Pero hay una gran diferencia, que todos los demás episodios fueron incruentos, el Anschluss o la anexión de los Sudetes. Lo de Polonia fue una invasión en toda regla, Hitler y Stalin habían suscrito el pacto germano-soviético para repartírsela.

-¿Hitler pensaba solo en conquistar Polonia o tenía un plan para dominar Europa del Este?

-Tenía un plan. Su visión geopolítica global la había plasmado en Mi lucha. Se basaba en el espacio vital, que Alemania necesitaba más territorio y su expansión natural era hacia el Este y para ello debía someter a unos pueblos que consideraba inferiores. Y quería que fuera rápido, tenía prisa para hacerlo.

-Pero él buscó una alianza con Gran Bretaña.

-Hitler tenía una delirante jerarquía racial en su cabeza. En primer lugar, con diferencia, estaban los alemanes arios, luego los nórdicos, por debajo los ingleses, los franceses, los italianos, los eslavos y al final los judíos. En este sentido respetaba a Gran Bretaña y a los británicos mucho más que a la mayoría del resto de los europeos y no le hubiera importado llegar a un acuerdo con ese país.

-¿Hay consenso entre los historiadores sobre el papel decisivo de la URSS en la derrota nazi?

-Esa tesis está ya asentada. Minusvalorar la participación soviética y ensalzar la estadounidense tiene que ver con la propaganda de la Guerra Fría. Pero desde un punto de vista militar la importancia de la URSS es abrumadora. El segundo frente, Normandía, se abre el 6 de junio de 1944 mientras que la guerra, en Europa, acaba el 5 de mayo de 1945. Cuando los angloamericanos desembarcaron los soviéticos ya habían debilitado mucho a los alemanes. Dicho de otro modo, si no hubiera habido Día D los soviéticos también habrían tomado Berlín. Sin embargo, sin la URSS los estadounidenses no habrían llegado a Berlín o les hubiera supuesto un coste humano insostenible. La única pieza que es insustituible y decisiva en la derrota nazi es la URSS, que puso 25 millones de muertos. Los americanos tuvieron más bajas en la guerra de Vietnam que en la Segunda Guerra Mundial.

-¿Hasta qué momento Alemania pudo ganar la guerra?

-Ese es un tema que se está debatiendo ahora a partir del libro de James Holland, que dice que no tuvo ninguna posibilidad de ganar. Yo creo que estuvo muy cerca, si en el invierno de 1941 los alemanes entran en Moscú, y estuvieron en las afueras, podrían haber cambiado las cosas. Para desmontar a Holland solo hay que hacerse una pregunta: ¿si el ejército alemán tenía tantas debilidades como dice, por qué se tardó tanto y hubo que poner tantos muertos para derrotarlo? Mi tesis es que en el siglo XX los alemanes eran superiores en el arte de la guerra, pero fueron pésimos al elegir a sus aliados, les pasó en la primera y la segunda guerra mundiales.

-¿Los aliados pudieron parar la matanzas de Auschwitz?

-Rotundamente sí. Los británicos y los estadounidenses estuvieron bombardeando Alemania durante tres años, día y noche, y no hicieron nada en Auschwitz, aunque tenían indicios de lo que pasaba allí. Bombardear Auschwitz habría sido un mal menor frente a un mal infinitamente mayor. Habrían destruido las cámaras de gas y paralizado las matanzas, al menos temporalmente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La URSS fue la pieza decisiva e insustituible en la derrota nazi»