La moneda venezolana se depreció más de la mitad frente al dólar en el último mes

Más de tres millones de empleados y cinco millones de pensionistas se ven condenados a la miseria según el umbral de Naciones Unidas


REDACCIÓN

La moneda venezolana, el bolívar, se depreció un 52,07 % en los últimos 30 días al ubicarse este jueves en 20.511,05 bolívares por cada dólar, muy por encima de la tasa de 9.830,94 unidades locales que costaba la divisa el pasado 29 de julio en la cotización oficial del Banco Central (BCV) El dato indica también el aumento de la tasa oficial en 108,64 %.

Con ello, el salario mínimo, que fija el Gobierno, se ubica en 1,95 dólares mensuales, lo que condena a unos tres millones de empleados públicos y cinco millones de pensionistas a la miseria, según el umbral de Naciones Unidas que ubica en pobreza extrema a quien perciba menos de 1,25 dólares por día. Además, se reconfirma la cada vez mayor pérdida de poder del bolívar que, según establece la Constitución del país suramericano, es la única moneda de curso legal en Venezuela.

En medio de la crisis, los pequeños comerciantes, los prestadores de servicios y los titulares de cuentas de ahorro han optado por efectuar sus cobros en dólares. El precio del dólar aumentó su valor en Venezuela unas 6.381.800 veces en 2018, al pasar desde los 10 bolívares por unidad en que se cotizaba en el mercado oficial en enero a los 638,18  en que se ubicó a finales de ese año.

En el país caribeño rige un control de cambios desde 2003, pero el Gobierno de Nicolás Maduro ha permitido su flexibilización en un intento de captar divisas para el erario público, mermado por la caída del bombeo de la industria petrolera, la principal fuente de ingresos del Estado.

La Casa Blanca ofrece la amnistía a Nicolás Maduro a cambio de que deje el poder

Carlos Pérez Cruz
Washington promete que Nicolás Maduro no será procesado ni perseguido
Washington promete que Nicolás Maduro no será procesado ni perseguido

Pasan los meses desde que la caída de Nicolás Maduro pareciera inminente y Estados Unidos sigue modulando su mensaje hacia Miraflores en función de los acontecimientos. La última oferta la transmitió vía The New York Times el enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, que aseguró que si Maduro renuncia al poder no será perseguido ni procesado.

Solo hace unos meses, Abrams llegó a asegurar que el líder chavista podría presentarse a unas teóricas elecciones, aunque aclaró que siempre y cuando fuera la voluntad del pueblo venezolano. Esa opción está hoy fuera de discusión. «No es una persecución, no vamos detrás de él», aseguró Abrams al diario neoyorquino. «Queremos que tenga una salida digna y se vaya». Una oferta que contrasta con la postura de la oposición venezolana, que en ningún momento ha planteado ofrecer inmunidad a Maduro. Todo ello con las conversaciones entre oposición y Gobierno en aparente punto muerto y después de que hace tan solo unos días tanto Donald Trump como Nicolás Maduro aseguraran que existen contactos al más alto nivel entre ambas administraciones. Pero Elliott Abrams los reduce en su frecuencia y fondo. «La noción de que estamos negociando es simplemente errónea», afirmó el diplomático estadounidense. «Los mensajes son intermitentes».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La moneda venezolana se depreció más de la mitad frente al dólar en el último mes