California lidera la oposición a la detención indefinida de niños migrantes

Diecinueve estados y Columbia demandan a la Administración Trump a dos meses de que la normativa entre en vigor


Washington / E. La Voz

Es una constante desde que Trump llegó a la Casa Blanca. Su Administración emite alguna orden o actúa para impedir la llegada de inmigrantes y, de inmediato, organizaciones por los derechos civiles y los estados más progresistas la demandan. Los tribunales inferiores han ido poniendo trabas a las políticas del presidente, que confían en que los casos lleguen al Tribunal Supremo de mayoría conservadora.

No es una excepción el último paso dado por la Casa Blanca. La semana pasada anunció una normativa que desde octubre le permitirá detener indefinidamente a los menores inmigrantes. Diecinueve estados y el Distrito de Columbia han anunciado una demanda colectiva. Argumentan que violaría el acuerdo judicial vigente desde 1997 que limita la detención a máximo 20 días. «Esta nueva regla de Trump pone en peligro la seguridad y el bienestar de los niños», defendió el fiscal general de California, promotor de la demanda. Su estado es uno de los mayores litigantes de la Administración Trump. En total, California ha interpuesto 57 demandas, 13 relacionadas con la gestión de la migración.

También ha habido casos a la inversa. En marzo de 2018, California fue denunciada por convertirse por ley en «estado santuario», lo que prohíbe a la policía colaborar con los agentes federales de inmigración. Los jueces se situaron aquí del lado californiano. Siendo el más poblado de Estados Unidos, California es también el de mayor número de inmigrantes en situación irregular, más de dos millones de personas según las estimaciones más recientes.

La Administración Trump argumenta que la obligatoriedad de liberar a los menores a los veinte días es un aliciente para que las familias migren hacia Estados Unidos. Si los jueces no lo impiden, será legal la detención indefinida de menores, lo que permitiría al Gobierno evitar la puesta en libertad de familias enteras a la espera de su cita frente a un juez. Incluso aunque los jueces den la razón a la Casa Blanca, las entre 2.500 y 3.000 camas en centros de detención familiar parecen insuficientes. Solo en julio, más de 42.000 familias fueron detenidas en la frontera con México.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

California lidera la oposición a la detención indefinida de niños migrantes