La escalada ofensiva antiiraní de Israel eleva la tensión en el Líbano, Siria e Irak

Líbano considera los ataques de drones israelíes una declaración de guerra y Hezbolá promete que habrá represalias

España cuenta con 600 militares destinados en la base Miguel de Cervantes en Marjayún, en el sur de Líbano fronterizo con Israel en el marco de la la fuerza de la ONU
España cuenta con 600 militares destinados en la base Miguel de Cervantes en Marjayún, en el sur de Líbano fronterizo con Israel en el marco de la la fuerza de la ONU

Beirut / E. La Voz

La escalada ofensiva de Israel contra objetivos proiraníes en el Líbano, Siria e Irak ha elevado la tensión en la región. «Es una declaración de guerra», afirmó ayer el presidente libanés, Michel Aoun, tras dos ataque israelíes en apenas 24 horas contra el sur de Beirut y la frontera con Siria.

El último fue la madrugada ayer, cuando un dron israelí lanzó dos ataques contra la base del Frente Popular de la Liberación de Palestina (organización pro-Al Asad) en el municipio libanés de Qusaya, a dos kilómetros de la frontera siria. La madrugada del domingo, otro dron israelí impactó en el barrio beirutí de Dahiyé (bastión de la milicia chií proiraní de Hezbolá), causando desperfectos en la oficina de prensa del partido-milicia e hiriendo a uno de los trabajadores. 45 minutos después otro dron israelí explotaba en el cielo de Beirut.

Aunque no suele ser habitual, el Ejército israelí informó el domingo de que había eliminado «operativos de las fuerzas iraníes Al Quds [cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria] y milicias chiíes» en Aqraba (Siria), porque preparaban un ataque con drones en suelo israelí. Entre los operativos eliminados están dos milicianos de Hezbolá, Hasán Yousif Zbib (23 años) y Yasir Ahmad Dahir (22), identidad dada a conocer por el Ejército israelí en Twitter y confirmada por Hezbolá. También el domingo un dron israelí lanzó un ataque en Irak contra las Fuerzas de Movilización Popular (milicia bajo la influencia iraní que desde julio está integrada en el Ejército regular iraquí) y dejó un muerto.

Las represalias de Hezbolá pueden ser el siguiente paso. «Esperad nuestra respuesta» afirmó su líder, Hasán Nasralá, en un discurso televisado, en el que prometió derribar los drones israelíes que violen el espacio aéreo libanés. Nasralá acusó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de escalar la tensión con fines electorales, en referencia a las elecciones del 17 de septiembre en Israel. «Netanyahu está jugando el juego de las elecciones con la sangre de los israelíes», dijo.

La ministra de Interior, Rayan Hasán, calificó los ataques como un «asalto a la soberanía libanesa» que viola la resolución de la ONU 1701 que puso fin a la guerra del 2006. De hecho es la primera agresión israelí en suelo libanés desde ese conflicto que sesgó la vida de 1.200 libaneses y 158 israelíes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La escalada ofensiva antiiraní de Israel eleva la tensión en el Líbano, Siria e Irak