Unos 10.000 venezolanos cruzan a Ecuador antes de la entrada en vigor del visado

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, tomó la medida a finales del pasado julio pera frenar el exodo

Imagen de archivo de refugiados venezolanos cruzando de Colombia a Ecuador por el puente de San Miguel, en Tulcan
Imagen de archivo de refugiados venezolanos cruzando de Colombia a Ecuador por el puente de San Miguel, en Tulcan

Tulcán / efe

La terminal de Rumichaca, en la frontera entre Colombia y Ecuador, se vació ayer de madrugada de migrantes venezolanos apenas dos horas después de que entrara en vigor un nuevo requisito de visa humanitaria. Después de un fin de semana en el que se calcula que ingresaron unos 10.000, a alrededor de las dos de la madrugada local (9.00 en España), no quedaba ni un solo venezolano en los corredores enrejados que conectan las dos terminales.

El último millar ingresó en un tiempo récord de tres horas desde que les sellaron los pasaportes en el lado colombiano hasta que salieron por la terminal ecuatoriana con destino a la estación de autobuses de Tulcán y dirigirse desde allí a otros destinos en el país o, la mayoría, a Perú.

Fuentes policiales en la terminal dijeron que se autorizó el paso de todos aquellos que en sus pasaportes llevaban un sello de salida de Colombia con fecha del 25 de agosto, incluso aunque ya hubiera pasado la medianoche.

Las gestiones de los funcionarios del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) y Unicef para agilizar los trámites fue crucial para que familias enteras cruzaran de un lado al otro al filo de la medianoche, en algunos casos a la carrera y con escenas de gran emoción por haber conseguido llegar a tiempo.

«Queríamos pasar rápido por lo de la visa y por los niños, fue un tramo largo y duro», dijo, entre lágrimas, Adriana Romero, que cruzó la frontera, ya pasada la medianoche, con su marido y dos hijos. Esta familia no tenía previsto salir de Venezuela pero «por lo duro de la situación» y la entrada en vigor de la «visa humanitaria» en Ecuador, aceleró sus planes de viaje y, a duras penas, llegaron a tiempo.

De Venezuela salieron hace «cinco o seis días», y como gran parte de los migrantes que han llegado en las últimas jornadas se dirigen a Perú, donde tiene a una prima que les va a dar alojamiento.

La decisión de exigir visa a los venezolanos la decidió el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, a finales del pasado julio, con el argumento de que era necesario regular la situación en un país donde se han radicado más de 300.000 migrantes estos dos últimos años.

Hasta ahora, los venezolanos podían presentar únicamente documentos de identidad como la cédula, el pasaporte y antecedentes penales. 

Siniestro en una planta de gas

Una explosión en una planta de gas de la estatal petrolera PDVSA desató el domingo nuevas acusaciones por parte de representantes del Gobierno de Nicolás Maduro en contra de la oposición venezolana, a la que responsabilizan de un siniestro que no dejó fallecidos.

«Estos actos son obra de la derecha, quienes pretenden afectar la paz y la tranquilidad ciudadana», dijo el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, según una nota de prensa difundida, en la que daba por sofocadas las llamas que provocó la explosión la noche del sábado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unos 10.000 venezolanos cruzan a Ecuador antes de la entrada en vigor del visado