La dolencia de Tabaré Vázquez abre una etapa de inestabilidad en Uruguay

El presidente anuncia que se le ha detectado un nódulo pulmonar, probablemente maligno

Tabaré Vázquez tiene previsto ingresar este jueves en un hospital privado de Montevideo
Tabaré Vázquez tiene previsto ingresar este jueves en un hospital privado de Montevideo

Bogotá / E. La Voz

Consternación en Uruguay. El presidente, Tabaré Vázquez, de orígenes gallegos, ingresó este jueves en el hospital para tratarse un nódulo pulmonar con «características muy firmes de que sea maligno». El alcance final de su enfermedad, que está marcando la campaña electoral de cara a las impredecibles presidenciales y legislativas del próximo octubre, se conocerá tras la ejecución de nuevas pruebas médicas. Vázquez, del izquierdista Frente Amplio (FA) seguirá, en cualquier caso, ejerciendo todas sus funciones como líder del país sudamericano. Su doctor, Mario Zelayarán, es «muy optimista», ya que el tumor «se agarró a tiempo». 

«Entiendo que es un problema de Estado, pero el presidente es un paciente como todos y nosotros atendemos su necesidad. Claro que no es una noticia muy buena, pero tuvimos la suerte de que se ha detectado en un estudio preventivo, con el paciente asintomático. La enfermedad está en etapa temprana», explicó el doctor al portal Subrayado.

La vicepresidenta, Lucía Topolanski, esposa del expresidente José Mújica, podría ejercer algunas atribuciones del jefe de Estado en los próximos días, de manera momentánea, cuando Vázquez deba alejarse para efectuarse nuevas pruebas.

El líder uruguayo, que se siente «como en casa» en Galicia -su abuela paterna era de Santiago, y su abuelo, de Ourense-, es precisamente oncólogo de profesión. Se decidió por esa rama de la medicina tras perder a su madre, padre y hermana a causa del cáncer en los años sesenta. Vázquez, que fumó hasta los 24 años, se convirtió también en un acérrimo defensor de limitar el acceso de la población al tabaco, una posición que le ha hecho ganar varios premios internacionales.

Comenzó a promover políticas restrictivas desde su primer mandato (2005-2010), consiguiendo que Uruguay se convirtiese en el primer país latinoamericano y quinto del mundo en ser libre de humo en las zonas públicas. Su ofensiva contra el sector le valió una demanda de la tabacalera Philip Morris en un tribunal de arbitraje. Uruguay ganó el caso en el 2016. Derrotó a la principal compañía mundial de cigarrillos.

Todos los partidos políticos han dado muestras de apoyo a Vázquez, que no concurrirá a las elecciones del 27 de octubre.

El clima político está revuelto en Uruguay. La delincuencia, que ha aumentado de manera alarmante en los últimos meses, está poniendo en jaque las posibilidades de reelección del FA.

El candidato izquierdista del FA, Daniel Martínez, exalcalde de Montevideo ­­(como Vázquez) cuenta con el 27 % de intención de voto. Le siguen los candidatos Luis Lacalle Pou (23 %, Partido Nacional, centroderecha) Ernesto Talvi (19 %, Partido Colorado, liberal) y Guido Manini (10 % Cabildo Abierto, derecha).

De confirmarse esa tendencia en las urnas, el candidato del Frente Amplio, que gobierna ininterrumpidamente desde el 2005, debería ir a una segunda vuelta electoral en noviembre, donde se jugaría seguir gobernando el país sudamericano, donde viven unos 40.000 gallegos.

Tabaré Vázquez, ingresará el jueves en un hospital privado de Montevideo para realizarse unas pruebas que determinarán la gravedad del tumor pulmonar que se le detectó durante una revisión de rutina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La dolencia de Tabaré Vázquez abre una etapa de inestabilidad en Uruguay