Macri vive su semana «horribilis» tras el fiasco de las primarias

Ha dimitido el ministro de Hacienda. Y se ha visto obligado a tomar medidas de urgencia y a sellar la confrontación con su opositor para poder optar a la reelección


Buenos Aires / E. la voz

El resultado de las primarias en Argentina en los que el actual presidente, Mauricio Macri, ha salido como el gran perdedor frente al candidato peronista Alberto Fernández, que lleva como compañera a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, deja al jefe del Ejecutivo prácticamente sin opciones de revertir su derrota en las presidenciales de octubre. Es la semana horribilis del líder argentino que además de mostrar su mal perder públicamente, hasta el punto de culpar a los votantes de su revés, ha provocado un auténtico tsunami en los mercados, que temen el regreso del kirchnerismo.

Tras esta pataleta política y en un afán desesperado por encauzar la situación y plantar cara a la batalla electoral de otoño, el presidente argentino anunció una serie de medidas para paliar los efectos de la crisis económica que atraviesa el país y las turbulencias de los mercados financieros. Incluso le tendió la mano a su opositor político para que ambos se comprometieran a llevar tranquilidad a los mercados. Pero las medidas de carácter fiscal para «aliviar a 17 millones de trabajadores y sus familias» solo han servido para mitigar la caída bursátil y financiera del lunes, ya que la situación económica del país sigue estando en la cuerda floja. 

Dimite el ministro de Hacienda

Y han llegado las consecuencias políticas. Finalmente se cumplieron los rumores sobre la renuncia del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Es el único, por el momento, del equipo Ejecutivo de Mauricio Macri que da un paso al lado y dimite. Su sustituto será Jorge Roberto Hernán Lacunza.

Durante la semana el nombre de Nicolás Dujovne había copado titulares y estaba en el punto de mira como uno de los posibles candidatos a abandonar el Gobierno de Macri. El presidente, que parecía decidido a continuar con su equipo sin ceder ante las presiones, finalmente ha asumido la dimisión de uno de sus hombres de confianza quien le comunicó por carta la intención de abandonar sus labores.

En la misiva, el ya exministro escribía: «En el día de hoy he decidido presentar mi renuncia al cargo de Ministro de Hacienda de la Nación, que he ejercido desde enero de 2017». En su despedida dirigida al jefe del Ejecutivo, asumía errores y aciertos cometidos durante su gestión. El próximo ministro Hernán Lacuza de 49 años, procedente del ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires, asumirá el área de Hacienda, una patata caliente, hasta el próximo 10 de diciembre.

La tensión política de los primeros días tras las primarias del domingo, se ha ido apaciguando o escondiendo. E incluso el actual presidente y el candidato peronista, Alberto Fernández, reconocen haber mantenido una conversación telefónica de la que poca información trascendió, pero que sirvió para frenar la confrontación entre ambos líderes (que no ayudaba a mejorar la situación social).

No adelanta los comicios

Tras las elecciones consultivas del domingo, eran diversas las voces que aseguraban que había llegado el final del mandato de Macri, y sus propias declaraciones durante la semana, aún noqueado por los resultados, provocaron que incluso existiera el rumor de adelantar la fecha electoral. «No hay posibilidad de adelantamiento de elecciones, se celebran el 27 de octubre», dijo en referencia a los rumores el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. En la misma línea, Macri convocó a su Gabinete de funcionarios ampliados en el Centro Cultural Kirchner, donde aseguró que «este es el único país del mundo donde el sistema institucional transforma una elección interna en un presidente virtual. Pero acá está el presidente real y voy a tomar decisiones». Estas declaraciones, junto a la imposición de las nuevas medidas, le vuelven a posicionar en la carrera electoral por la Casa Rosada, de la que parecía descolgado y en la que le separa un abismo de 15 puntos porcentuales con Alberto Fernández.

En el otro lado, el candidato a la presidencia del partido donde Cristina Kirchner se postula a vicepresidenta, disfruta de una posición más cómoda, sin la presión de tener que tomar medidas drásticas, pues como ha asegurado, él «solo es un candidato. El presidente es Macri».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Macri vive su semana «horribilis» tras el fiasco de las primarias