El régimen de Maduro acelera su paso hacia la consolidación de una dictadura

El Gobierno chavista, que abandonó definitivamente la negociación en Barbados, amenaza con disolver el Parlamento y convocar elecciones sin participación opositora. Y ha quitado la inmunidad a varios diputados

El Gobierno chavista abandonó definitivamente la negociación en Barbados
El Gobierno chavista abandonó definitivamente la negociación en Barbados

Caracas / Corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro acelera su paso hacia la consolidación de una dictadura y tras varias semanas de amenazas, se esperaba que este lunes decretase, a través de la Asamblea Constituyente creada de forma ilegal, un adelanto de las elecciones parlamentarias para este año, además del allanamiento de la inmunidad de varios diputados a través del Tribunal Supremo que también controla.

El paquete incluiría, además, nuevas «elecciones» parlamentarias, pero sin mínimos estándares democráticos, como las realizadas en el 2018 para que Maduro esté un nuevo período de seis años al frente del Gobierno con el 65 % de los votos contabilizados por el Consejo Electoral al que domina, pese a que todas las encuestas registran un rechazo hacia Maduro de más del 85 % de la población.

Fuentes bien informadas y cercanas a las negociaciones adelantaron a La Voz que el régimen chavista ha abandonado la mesa de negociación en Barbados (a solicitud, entre otros, de la Unión Europea) por considerar que ya no puede seguir demorando lo inevitable. Esto sería la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales y que el embargo de Estados Unidos a todos los activos venezolanos en ese país coloca al régimen en un disparadero del que solo le salva el apoyo de Rusia, práctica e irónicamente el único proveedor de gasolina en el país con las mayores reservas petroleras del mundo.

Stalin González, vicepresidente de la Asamblea Nacional, el legítimo parlamento venezolano al que apoyan 55 países (entre ellos los 28 de la UE) señaló que el régimen de Maduro «abandonó la mediación de Barbados cuando ya había una propuesta en la mesa» y calificó de «miedo al cambio» la eventual eliminación del parlamento.

La oposición «tiene respuestas para cualquier escenario», con apoyo de la comunidad internacional en general, y de Estados Unidos y los 17 países miembros del Grupo de Lima en particular, indicó el diputado que lideraba las conversaciones en la isla caribeña, dirigidas por el noruego Dag Nylander, uno de los negociadores del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARCs. Esas negociaciones, según el reino de Noruega, han sido suspendidas sine die.

La Asamblea Constituyente, creada en el 2017 con el supuesto objetivo de crear una nueva Constitución en dos años, no ha presentado el primer artículo en dos años, pero ha allanado 21 inmunidades parlamentarias, ha perseguido a 60 diputados opositores, entre principales y suplentes.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, advirtió el domingo que la Constituyente se disponía a «darle el zarpazo final» al parlamento, y advirtió que eventualmente podrían proceder incluso a su detención, lo cual «aceleraría el final de la crisis». Señaló que el régimen «va dividido» a una medida que «profundizará la situación de caos institucional».

El presidente de la Constituyente y número dos del régimen, Diosdado Cabello, le respondió en Twitter calificando a los diputados opositores de «gusanos vendepatrias» y calificando al propio Guaidó como «Juanito alimaña».

El chavismo quita la inmunidad a cuatro diputados opositores

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, integrada por chavistas, ha levantadao la inmunidad a cuatro diputados más y baraja la posibilidad de adelantar a este año las elecciones legislativas previstas para 2020.

La cámara chavista dejó sin fuero parlamentario a José Guerra, Tomás Guanipa, Juan Pablo García y Rafael Guzmán. Todos ellos fueron acusados por la Fiscalía y el Tribunal Supremo de Justicia de «haber incurrido de manera flagrante en los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes del odio», según informa la agencia Efe.

Dos parlamentos paralelos en Venezuela que trabajan desde el mismo edificio

La crisis política e institucional que asola a Venezuela trajo consigo la existencia de dos parlamentos paralelos que trabajan en dos salones diferentes y en horarios distintos dentro del mismo edificio, el Palacio Federal Legislativo de Caracas.

Por un lado está la Asamblea Nacional, el poder legislativo formal que está dominado por la oposición desde las elecciones del 2015. Y por otro lado, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que nació en el 2017 integrada solo por oficialistas, no es reconocida por numerosos gobiernos y está controlada por el chavismo.

La Asamblea Nacional no decide nada ya que sus resoluciones no tienen rango legal, mientras que el parlamento chavista es el cuerpo legislativo de facto con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El régimen de Maduro acelera su paso hacia la consolidación de una dictadura