Open Arms insta a España a denunciar a Malta e Italia tras 10 días a la deriva

Autorizado el desembarco de tres migrantes en situación de emergencia extrema

Algunos de los 81 migrantes rescatados este domingo con el barco humanitario Ocean Viking frente a las costas de Libia
Algunos de los 81 migrantes rescatados este domingo con el barco humanitario Ocean Viking frente a las costas de Libia
La Voz

La situación es insostenible en el barco Open Arms. Lleva diez días a la deriva con 160 inmigrantes a bordo frente a la isla italiana de Lampedusa a la espera de que se le permita desembarcar en puerto, pero solo obtiene negativas de los Gobiernos italiano y maltés ante la inacción del resto de los países europeos. Con todo, la posibilidad de que el barco llegue a atracar en un puerto sin permiso por motivos humanitarios sería «el último recurso en caso de extrema necesidad», subrayó la oenegé.

Acuciado por la difícil situación física y psicológica que se vive a bordo, el fundador de Open Arms, Óscar Camps, instó a España a denunciar a Italia y a Malta ante el Tribunal Internacional de Derechos del Mar de Hamburgo por impedir el desembarco, en declaraciones a la emisora catalana Rac1. 

Sánchez, un «títere»

«Nadie entiende por qué llevamos diez días a la deriva sin tener ninguna comunicación oficial por parte de la administración, si tanto el barco como la tripulación son españoles», inquirió Camps, quien califica al Gobierno de Sánchez de «títere» y le reprocha la falta de ayuda a los migrantes.

«Parece mentira que en el mes de agosto un grupo de voluntarios esté haciendo esto, mientras tenemos un Gobierno que no muestra coherencia en nada de lo que hace», denunció Camps, que le afeó al Ejecutivo en funciones que «adapte las políticas al momento mediático que corresponde».

A última hora de la tarde, las autoridades de Malta autorizaron ayer la evacuación de tres migrantes enfermos, una mujer con una posible neumonía y otra con un historial de tumor cerebral, que serán llevadas a Malta, y un hombre con tuberculosis, evacuado a Italia

El Ocean Viking, al límite

Otro barco humanitario que espera puerto seguro, el Ocean Viking, de las oenegé Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterráneo, rebasa ya el límite de carga de pasajeros. Tras tres operaciones de salvamento en solo tres días, la última este domingo al rescatar otras 81 personas más, ya son 251 el total de migrantes a bordo de un buque cuyo límite de carga es de 200 personas.

El Ocean Viking seguirá patrullando las aguas del Mediterráneo. «Lo que es seguro es que MSF nunca devolverá a estas personas a Libia», manifestó SOS Mediterráneo.

«Los Gobiernos europeos deben asumir su obligación legal y moral y poner en marcha un mecanismo europeo de respuesta y desembarco seguro que incluya la reubicación en la UE de los rescatados», sostiene Raquel González, la responsable de relaciones externas de MSF.

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, insiste en que no autorizará la entrada del barco en aguas de su país , en virtud de una ley que castiga con hasta un millón de euros a las oenegés que rescatan migrantes en el Mediterráneo. Y dejó claro que no permitirá la entrada del barco de la española Open Arms.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calcula que, en lo que va de año, más de 840 personas han perdido la vida en el Mediterráneo, entre ellas más de 570 que intentaban alcanzar en su viaje las costas de Italia o Malta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Open Arms insta a España a denunciar a Malta e Italia tras 10 días a la deriva