El Ocean Viking y el Open Arms busca puerto seguro para desembarcar a más de 300 migrantes

Las oenegés elevan el desafío a los Gobiernos europeos,  especialmente a los de España e Italia

El Ocean Viking rescató este sabado en aguas internacionales, frente a las costas de Libia, a 85 personas, cuatro de ellas niños
El Ocean Viking rescató este sabado en aguas internacionales, frente a las costas de Libia, a 85 personas, cuatro de ellas niños

Redacción

La crisis de los barcos de rescate de migrantes en aguas del Mediterráneo se acentuó este viernes ante la negativa de España e Italia de autorizarles un puerto seguro para desembarcar a más de 300 rescatados. El Open Arms recogió del mar en la madrugada del sábado a 39 inmigrantes, con lo que a bordo ya transporta a 160 personas. El Ocean Viking, buque gestionado por las oenegés Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, también lleva en cubierta a otras más de 160 personas rescatadas, tras auxiliar este sábado frente a las costas de Libia a 85 migrantes y refugiados que iban en una una lancha neumática.

«Rescatadas 39 personas durante la pasada noche, que se suman a las 121 personas a bordo. Todas necesitan llegar a puerto seguro YA», ha anunciado la oenegé española Open Arms en su cuenta de  Twitter. Su fundador, Óscar Camps, aseguró en rueda de prensa en la isla italiana de Lampedusa  que seguirá salvando vidas en el mar hasta que la Unión Europea ofrezca vías seguras para los migrantes que huyen de sus países. «Las organizaciones humanitarias que estamos en el mar resistiremos y ningún decreto, ni multa, ni código de conducta (en referencia al código de conducta que impuso el Gobierno italiano a las ONG en un intento de frenar su actividad), ni político evitará que protejamos las vidas humanas en el mar», dijo Camps en una rueda de prensa junto al actor Richard Gere, según informa Efe.

El barco de Open Arms lleva ya nueve días en aguas internacionales, frente a Lampedusa, a la espera de que les permitan llevar a tierra a los migrantes socorridos en los últimos días en el mar, cuando navegaban en situación de dificultad. Entre los 160 migrantes hay al menos cuatro menores y tres mujeres embarazadas.

En su peculiar precampaña electoral por los clubs playeros, tras la crisis de gobierno italiano, el ministro de Interior, Matteo Salvini, propuso ironicamente desembarcar a los imingrantes del Open Arms en Ibiza y Formentera para que al menos se divierta. «¿Por qué estos pobres migrantes no pueden ser llevados a Ibiza y Formentera? Así al menos aprovechan y se divierten. Vale ya, todos a Italia no, basta», dijo en un mitin en la costa de Puglia. Idea que repitió en un tuit para criticar la ayuda prestada por Richard Gere al Open Arms.

En otro tuit, aconsejó a Gere que acoja «en sus mansiones» a los 160 migrantes. El actor estadounidense visitó el viernes la embarcación para llevar provisiones y mostrar su apoyo a estas personas. En la rueda de prensa con Camps, Gere criticó la reciente ley antiinmigración que ha impulsado Salvini  y pidió a los países europeos que abran las puertas a estas personas. e insistió en que estas personas. «No son inmigrantes, sino que son refugiados», dijo.

Salvini respondió que esta ley es necesaria para el país y para luchar contra los traficantes de seres humanos y las mafias.

El Ocean Viking, que sustityó al buque Aquarius, efectuó este sábado su segundo rescate en 24 horas al atender a otras cerca de 80 personas en el Mediterráneo central, cuatro de ellos niños, según informaron MSF y la francesa SOS Mediterráneo. El viernes, había rescatado a 85 personas en esa misma zona y anunciado que iba a permanecer varios días por allí para ayudar a cualquier otra embarcación que pudiera encontrarse en peligro.

Richard Gere carga contra la ley antiinmigración de Salvini: «No son inmigrantes, son refugiados»

LA VOZ

El fundador de Open Arms asegura que «ningún político evitará que protejamos la vida humana en el mar»

El fundador de la oenegé Open Arms, Óscar Camps, ha sostenido esta mañana que «ningún político evitará que protejamos la vida humana en el mar». Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en el aeropuerto de Lampedusa (Italia), en la que también han participado el presidente de la organización en Italia, Riccardo Gatti, el actor norteamericano Richard Gere, y el fotógrafo Gabriele Rubini. Gere, que llegó al barco la víspera para llevar víveres y visibilizar su dramática situación, ha criticado la ley antiinmigración del ultraderechista Matteo Salvini, que sanciona a las oenegés que salvan vidas en el mar, poniendo el foco en las «terribles» historias de los inmigrantes y «todo lo que han sufrido». «Muchos los llaman inmigrantes, pero para mí son refugiados, son personas que están huyendo un un incendio, de un fuego terrible», aseguró.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Ocean Viking y el Open Arms busca puerto seguro para desembarcar a más de 300 migrantes