El autor del tiroteo de El Paso confiesa que su objetivo era matar mexicanos

Patrick Crusius no ha mostrado ningún tipo de arrepentimiento


Redacción

Patrick Crusius, de 21 años, el autor confeso del tiroteo en El Paso (Texas) que dejó 22 muertos hace una semanareconoció a la policía al ser detenido que su objetivo era matar a «mexicanos». El detective Adrian Garcia ha indicado en una declaración jurada presentada ante un juez que el hombre se encontraba dentro de su vehículo cerca del Walmart cuando fue detenido tras la matanza, según adelantó el diario The Washington Post. Salió de su coche con las manos en alto y se identificó a la policía: «Yo soy el autor del tiroteo». Según las autoridades, el joven está cooperando y respondiendo a las preguntas.

El jefe de la Policía de El Paso, Greg Allen, ha manifestado que el sospechoso parece estar «en un estado de shock y confusión» y no ha mostrado ningún tipo de arrepentimiento

Condujo casi diez horas -desde Allen hasta El Paso- para cometer la matanza en el centro comercial Walmart de la ciudad fronteriza texana, al que suelen acudir a comprar muchos ciudadanos mexicanos, y supuestamente publicó un manifiesto en Internet en el que aseguró que el ataque era una «respuesta a la invasión hispana de Texas».

;
Matanza en un centro comercial de El Paso en Texas Al menos 20 personas han sido asesinadas y al menos 26 han resultado heridas.

El texto escrito por el detective García cuenta que Crusius reconoció que «una vez que llegó a la tienda abrió fuego usando un AK-47 (rifle de asalto) y disparando a múltiples víctimas inocentes». «El acusado dijo que su objetivo eran los mexicanos», se puede leer al final del escrito.

Las autoridades federales han descrito el ataque de Crusius como un delito de terrorismo doméstico y han dicho que están evaluando imputarlo con delitos de odio, lo que sumado a los cargos de asesinato podría hacer que se enfrente a la pena de muerte.

De los 22 fallecidos en el tiroteo, ocho eran ciudadanos mexicanos y, por eso, el canciller de México, Marcelo Ebrard, ha dicho que está estudiando pedir a EE.UU. la extradición del acusado. Para abordar este y otros asuntos, el próximo martes se celebrará una reunión en Ciudad de México entre autoridades de alto nivel de México y EE.UU., informó este jueves el Gobierno mexicano.

El tiroteo en El Paso se produjo horas después de que otro hombre blanco -identificado como Connor Betts- abriera fuego en una popular zona de ocio de la localidad de Dayton (Ohio), matando entre otros a su hermana Megan, de 22 años, y que se ha convertido en la víctima más joven de esa tragedia.

Esos tiroteos, producidos con 13 horas de diferencia, han revitalizado el debate por el control de armas en EE.UU., donde el Congreso lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas, en parte debido a la influencia de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

;
Tiroteo en un centro comercial de El Paso, en Texas Los empleados de muchas de las tiendas y restaurantes se encerraron en el interior de los establecimientos

El presidente Donald Trump dijo el jueves que está trabajando con el Congreso para endurecer los controles de antecedentes para los compradores de armas, pero consideró que esa reforma debe tener en cuenta las ideas de la NRA.

Trump afirmó en Twitter que está teniendo «serias conversaciones» con los líderes de la liderazgo de la Cámara de Representantes y del Senado para mejorar la verificación de antecedentes, una medida a la que tradicionalmente se ha opuesto la NRA y la mayor parte del Partido Republicano. «También -añadió Trump- he estado hablando con la NRA, y otros, para que sus muy fuertes opiniones puedan tener representación y ser respetadas».

Indignación por la imagen de una sonriente Melania Trump sosteniendo a un huérfano del tiroteo de El Paso

Melania Trump difundió en su cuenta oficial de Twitter  la polémica imagen con el bebé que quedó huérfano en el tiroteo en El Paso
Melania Trump difundió en su cuenta oficial de Twitter la polémica imagen con el bebé que quedó huérfano en el tiroteo en El Paso

Indignación y rabia es la reacción que está generando la imagen de un Donald Trump con el pulgar levantando y una sonriente Melania sosteniendo a un bebé cuyos padres fueron asesinados a tiros por el supremacisa blanco autor de la masacre en el Walmart de El Paso (Texas) hace una semana. La primera dama publicó en su cuenta oficial de Twitter esta imagen durante su visita al hospital de la ciudad texana, junto a los tíos el huérfano.  Los padres del niño de dos meses, Andre y Jordan Anchondo, murieron al intentar proteger a su hijo de las balas del tirador. La imagen ha sorprendido a muchos en las redes sociales como una muestra de la falta de empatía o respeto por la gravedad de la ocasión por parte del mandatario.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El autor del tiroteo de El Paso confiesa que su objetivo era matar mexicanos