El AVE Turín-Lyon amenaza la alianza de Salvini y Di Maio

La coalición del Gobierno podría romperse tras el voto contrario a la línea de alta velocidad de los populistas M5E


Roma/ coresponsal

Nunca como hasta ahora han estado tan distantes las posturas entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga, los dos partidos, que gobiernan en coalición Italia desde hace poco más de un año. Los rumores de crisis se agudizaron tras la división de las dos fuerzas en la votación del miércoles en el Senado sobre el futuro de la línea de alta velocidad (TAV) entre Turín y Lyon. Aunque ninguno de los dos vicepresidentes, ni Luigi Di Maio ni el ultraderechista Matteo Salvini, quisieron hablar al final de la votación, la suspensión de los actos programados por el líder de la Liga y el mensaje enviado a sus parlamentarios de no alejarse en las vacaciones de los próximos días, hacen presagiar que algo se mueve en el Ejecutivo.

Los de Salvini votaron a favor de la moción no vinculante presentada por el Partido Democrático (PD), en la oposición, que solicita la continuidad de la obra, mientras votaba en contra de la presentada por sus aliados del M5E, que emplazaba al Parlamento a estudiar cómo romper el tratado firmado con Francia hace veinte años. Esta moción fue rechazada con 181 noes y 110 síes, al sumarse los votos del PD, de la Liga y del resto de partidos.

Para el M5E, la continuación de las obras de la línea ferroviaria supone un duro golpe, ya que han hecho de la lucha contra el TAV una de su banderas, apoyando a las organizaciones que desde hace años se oponen al proyecto. La propuesta de romper el acuerdo con Francia ha sido motivo de fuertes disensiones con la Liga y también con el primer ministro, Giuseppe Conte, que recientemente aseguró a la Comisión Europea su intención de llevar adelante un proyecto englobado en el Corredor Mediterráneo que unirá el este con el oeste de Europa a lo largo de 3.000 kilómetros. «Si formáis parte del Gobierno tenéis que estar a favor del TAV, no hay alternativas. Quién vota no, será responsable político de las decisiones que se tomarán en los próximos días», amenazó el senador Massimiliano Romeo, portavoz en el Senado de la Liga.

Al aire de crisis que planea sobre el Ejecutivo se añadió la oposición, deseosa de que el Gobierno caiga. El secretario del PD, Nicola Zingaretti, instaba a Conte para que aclare la situación de crisis ante el presidente de la República, Sergio Mattarella.

Un callejón sin salida

La construcción de la línea Turín-Lyon ha llevado a Luigi Di Maio a un callejón sin salida. El rechazo en el Senado a la moción puede servirle para justificar la continuidad de unas obras que su electorado exige paralizar mientras el resto de partidos, empezando por la Liga, quieren continuar, ya que el coste de su bloqueo sería demasiado alto. Un informe del Ministerio de Transporte establecía que la diferencia de costes y beneficios es negativa en 7.000 millones de euros, aunque son muchos los que dudan de la veracidad de los datos manejados. Frente a los aguerridos movimientos «No TAV» que consideran la obra inútil, cara y peligrosa para el medio ambiente, las encuestas dan al 70 % de italianos a favor de la misma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El AVE Turín-Lyon amenaza la alianza de Salvini y Di Maio