8chan, el «pozo negro de odio» de la ultraderecha, en el punto de mira

El foro de mensajes en línea empleado por extremistas, cuestionado tras su relación con tres ataques supremacistas en menos de medio año

C. R.
Redacción

Minutos antes de la masacre de El Paso (Texas), ya se sabía el probable desenlace. Apenas 24 minutos separaron la publicación de un manifiesto de la primera llamada a emergencias. «Tenía que hacerlo antes de que perdiera los nervios». Con estas palabras lo hacía público el propio Patrick Crusius (detenido por la masacre) a través de un manifiesto que circulaba por la red. Más concretamente, por 8chan. Un foro de mensajes en línea que es utilizado, habitualmente, por extremistas.

No es de extrañar que el 80 % de la población del paso sea hispana. Hasta 1848 El Paso perteneció a la la República de México, hasta que una guerra convirtió a la ciudad en territorio estadounidense.

El joven de 21 años calificó su acción como «una respuesta a la invasión hispana de Texas». Su odio a esta población fue argumentado en el manifiesto asegurando que «tomarán el control del gobierno local y estatal de mi amado Texas». También expresaba su tempor porque el estado de la estrella solitaria pudiera convertirse «en un bastión del Partido Demócrata». Tres personas pudieron dejar sus comentarios. Pidiéndole que lo repitiera cada semana, y reenviándolo, Crusius les instó a que hiciesen su «parte y difundid esto, hermanos».

En caso de que su autoría se confirme, sería el tercer ataque con estas características en menos de medio año. Y es que, en los tiroteos en las mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) y en la sinagoga de Poway (California), también se anunció el inminente ataque en el foro.

Así, el vínculo entre el tiroteo de El Paso y el de Christchurch va más allá del apoyo expresado por Crusius al tirador que, en marzo, había terminado con la vida de 51 personas en dos mezquitas. Y es que este último también se encuentra ligado al foro 8chan. De igual modo, antes del atentado un manifiesto supremacista blanco salía a la luz. Antes de que Facebook fuese alertado de la existencia del vídeo, un usuario del portal web publicaba un enlace a una copia del vídeo. «Bueno, muchachos, es hora de dejar de subir mierdas y llegó el momento de hacer un esfuerzo por una publicación en la vida real», advirtió el mensaje, según recoge la agencia EFE.

Brenton Tarrant, su autor, se había radicalizado a través de las redes. Así se constataba en el foro, con sus palabras sobre la «invasión» de Nueva Zelanda por parte de inmigrantes musulmanes. La muerte violenta de más de 50 personas, se hacía «viral».

Actos como estos hacen dudar de la capacidad de detección de mensajes violentos en este tipo de violentas publicaciones.

¿Qué es 8chan?

Creado hace cinco años por Brennan, también es conocido como Infinite chan. Tras considerar que la web 4chan era cada vez más autoritaria, surgió 8chan como una escisión de esta. Ahora, funciona como un punto de reunión de la ultraderecha en Internet. Un espacio donde poder difundir todo tipo de contenidos. Especialmente racistas que incitan al odio.

Su única regla: «No publicar, solicitar o enlazar ningún contenido ilegal en los Estados Unidos de América. No cree tableros con el único propósito de publicar o difundir dicho contenido».

Sin web, pero con futuro

Ahora, el futuro de esta web de supremacistas blancos se encuentra en el punto de mira. La primera reacción llegaba por parte de la empresa de seguridad estadounidense Cloudfare que, a raíz del tiroteo, anunciaba este lunes que dejará de prestar servicios a 8chan. El director ejecutivo de Cloudflare, Matthew Prince, afirmaba que «acabamos de enviar un comunicado para anunciar que vamos a dejar de prestar servicios a 8chan a partir de esta noche (hora del Pacífico)».

Prince asegura que, si bien 8chan no ha violado la ley al no moderar el contenido «lleno de odio», sí ha «creado un entorno que se deleita en violar su espíritu». «Han demostrado ser ilegales y esa ilegalidad ha causado múltiples muertes trágicas. Es un pozo negro de odio», argumenta en el post.

Pero esto no significa el final de la conocida web de retórica antisemita y racista. Solo será cuestión de tiempo que encuentren un nuevo proveedor y vuelvan a funcionar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

8chan, el «pozo negro de odio» de la ultraderecha, en el punto de mira