El padre del acusado de matar al carabinero italiano llega a Roma para seguir el caso

El padre del principal acusado no ha querido hacer declaraciones y está siendo asistido por la embajada de los Estados Unidos

El padre de uno de los dos estadounidenses acusados de matar al carabinero en Roma, llega a la capital
El padre de uno de los dos estadounidenses acusados de matar al carabinero en Roma, llega a la capital

REDACCIÓN

Las autoridades italianas siguen investigando el asesinato de un carabinero el pasado viernes en Roma, de once puñaladas, y a la capital ha llegado para seguir el caso el padre del principal acusado, el joven estadounidense Finnegan Lee Elder.

El suceso se produjo en la noche entre el 25 y 26 de julio, cuando un agente del Cuerpo de los Carabineros, Mario Cerciello Rega, de 35 años, fue apuñalado en las calles del centro de la capital italiana y murió desangrado.

Tras buscar a dos magrebíes siguiendo una pista falsa, un día después se detuvo a dos chicos de 19 y 20 años de nacionalidad estadounidense: Finnegan Lee Elder y su amigo Christian Gabriel Natale-Hjorth. Los investigadores aseguran que el primero, que había traído un cuchillo de Estados Unidos, confesó en ese momento ser el autor del homicidio y que actuó así por miedo.

Los jóvenes se encuentran en la cárcel romana de «Regina Coeli» y el acusado de asesinato, Finnegan Lee Elder, recibió este jueves la visita de su padre, Ethan Elder, que no hizo declaraciones a la prensa y que está siendo asistido por la embajada de su país. Mientras, los investigadores del caso se reunían en la sede de la Fiscalía de Roma para repasar los hechos y han decidido requisar la lista de llamadas telefónicas de los dos jóvenes, del carabinero asesinado y del resto de implicados en el suceso.

Todo para aclarar la dinámica de un caso que aún presenta varias lagunas y en la que, por lo que se sabe, están implicados los dos acusados, una pareja de carabineros, Cerciello Rega, que ha fallecido, y Andrea Varriale, un traficante de droga y un intermediario de este. Al parecer el intermediario, encargado de captar compradores de droga, denunció que dos jóvenes le estaban pidiendo 80 euros a cambio de la mochila que le habían robado, pues le acusaban de haberles vendido aspirina en vez de cocaína, según los medios.

La pareja de carabineros acudieron de paisano al intercambio y es entonces cuando se produjo el enfrentamiento con los dos estadounidenses y el apuñalamiento del agente Cerciello Rega.

Este jueves se certificó que el agente asesinado murió por once puñaladas que le provocaron profundas heridas que alcanzaron incluso el estómago y que fueron infligidas por un cuchillo de tipo militar de dieciocho centímetros de longitud. Hay quien sostiene que en el caso hay muchas «sombras», algo descartado por las autoridades, como por qué se siguió la pista falsa de los magrebíes, por qué el agente asesinado no llevaba la pistola o si ambos se identificaron como carabineros.

El carabinero asesinado en Roma por dos turistas estadounidenses se había olvidado la pistola en casa

LA VOZ
Los responsables de los carabineros muestran el cuchillo usado en el ataque del pasado viernes que se saldó con un agente muerto
Los responsables de los carabineros muestran el cuchillo usado en el ataque del pasado viernes que se saldó con un agente muerto

El autor de las puñaladas aseguró que actuó por miedo

El Cuerpo de Carabineros y la Fiscalía ofrecieron ayer los detalles de la investigación del homicidio del agente Mario Cerciello Rega, presuntamente a manos de un joven turista estadounidense, y precisaron que el fallecido se olvidó la pistola. El comandante provincial de los Carabineros de Roma, Francesco Gargaro, expresó además su malestar por las acusaciones de «sombras» o «dudas» en la intervención del fallecido y su compañero.

El pasado viernes, el agente Mario Cerciello Rega, de 35 años, recibió 11 puñaladas y murió desangrado en una calle de Roma mientras se encontraba de servicio con otro agente. Ambos recibieron una llamada de un denunciante en la que este les contó que dos magrebíes le habían robado la mochila y le pedían 100 euros para recuperarla. Los agentes se encaminaron hacia el punto de intercambio de la mochila por el dinero para detener a los chantajistas y fue allí donde Cerciello recibió las puñaladas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El padre del acusado de matar al carabinero italiano llega a Roma para seguir el caso