El Gobierno de Filipinas defiende su guerra contra las drogas ante las críticas internacionales

Afirman que más de 420 mil personas han sido rehabilitadas

El presidente de Filipinas Rodrigo Duterte declaró que los países europeos no conocen la problemática de su país
El presidente de Filipinas Rodrigo Duterte declaró que los países europeos no conocen la problemática de su país LEAN DAVAL JR

REDACCIÓN

 El Gobierno de Filipinas señaló hoy que la guerra contra las drogas ha permitido que 421.724 adictos que se entregaron a las autoridades se hayan rehabilitado y recriminó a los medios y grupos defensores de los derechos humanos que sólo se centran en las muertes de la campaña.

«En vez de fijarse en la cosas positivas que estamos haciendo, se centran en los detalles sangrientos», afirmó hoy en una rueda de prensa celebrada en Manila el subsecretario del Comité Presidencial para los Derechos Humanos, Severo Catura, un cargo designado por el presidente Rodrigo Duterte. Defendió que la brutal guerra contra las drogas, que ha generado una investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y un examen preliminar de la Corte Penal Internacional, es un «mecanismo de derechos humanos para proteger las vidas de las víctimas de las drogas, especialmente los niños».

Catura también negó que los muertos en la campaña superen los 27.000, cifra que manejan la ONU y organizaciones de defensa de los derechos humanos, a los que acusó de manipular los números e incluir en ese cómputo «homicidios bajo investigación» no vinculados a las drogas.

Sobre la resolución aprobada la semana pasada en el Consejo de Derechos Humanos para investigar Filipinas, Catura consideró el documento «políticamente motivado» y respaldado por países europeos que «no entienden que el problema con las drogas en Filipinas es totalmente diferente al que ellos puedan tener».

En los últimos días, diferentes voces de la administración de Rodrigo Duterte han insinuado la posibilidad de abandonar el Consejo o incluso de romper relaciones diplomáticas con Islandia, país que propuso la resolución. Sin embargo, Catura reiteró la voluntad del Gobierno de Duterte de seguir cooperando con el Consejo como hasta ahora, presentando los documentos que requieren para los informes periódicos universales o los informes de los relatores, pero aclaró que no van a facilitar ninguna información para la investigación que se deriva de la resolución aprobada por 18 países.

El Gobierno divulgó hoy sus últimas cifras relacionadas con la guerra contra las drogas, tres años de campaña en los que se han llevado a cabo 134.583 redadas en las que han sido detenidas 193.086 personas relacionadas con el consumo o el tráfico de narcóticos. De los detenidos, 7.054 son «objetivos de alto valor», es decir, personas que no se dedican a vender droga por la calle, sino que ocupan rangos más altos en organizaciones criminales, explicó la portavoz de la Policía Nacional.

La portavoz de la policía también defendió que 2.385 menores de edad involucrados en actividades ilícitas relacionadas con drogas han sido «rescatados». Entre ellos, 1.298 se dedicaban a vender drogas en la calle, «utilizados por sus familiares traficantes para ese fin porque al ser menores no pueden ir a la cárcel», señaló. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno de Filipinas defiende su guerra contra las drogas ante las críticas internacionales