¿Un genocidio similar al de Ruanda en Nigeria?

Antía S. Aguado REDACCIÓN

INTERNACIONAL

LUISA GONZALEZ

Los enfrentamientos entre pastores fulani y los agricultores se han agravado

22 jul 2019 . Actualizado a las 13:58 h.

Podría ocurrir un genocidio como el de Ruanda. El expresidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, alertaba sobre ese grave desenlace. El país africano, pese a ser una de las economías más grandes del continente, atraviesa una crítica y preocupante situación social. A la falta de seguridad y la escalada de terrorismo que sufre, se le une la creciente violencia étnica. Una lacra «contra los fulanis», espontánea o planificada, que el expresidente considera que «podría multiplicarse hasta convertirse en un genocidio como el de Ruanda».

Nigeria es un país dividido. En el norte, de mayoría musulmana, se encuentra el poder político; en el sur, de mayoría cristiana, se concentra la riqueza de la república, con las fuentes de petróleo del Delta del Níger. A ello hay que añadir que confluyen múltiples etnias. Una de ellas, los fulanis, de mayoría musulmana. Se trata de un grupo nómada de pastores que históricamente han competido por los recursos con otras etnias.

Desde hace meses, y debido a las consecuencias del cambio climático, han ocupado las tierras de los agricultores del sur, buscando un lugar para sus reses. Un hecho que ha llevado a tensiones entre ambos. Unas tensiones que, ante la inacción del Gobierno, se han ido agravando y que han desembocado en violentos enfrentamientos.

«Empezaron con el Gobierno abordando el asunto con guante de seda en lugar de con un martillo», apunta Obasanjo sobre dichos enfrentamientos. Estos enfrentamientos han derivado en múltiples secuestros, robos armados y asesinatos en todo el país. El año pasado, más de 1.500 personas perdieron la vida.

«Bola de nieve»

Todo ello lo ha hecho público a través de una carta al actual presidente, Muhammadu Buhari, según recoge Europa Press. En la misiva ha querido recalcar que «nadie puede detener el discurso del odio» si se «azuzan la desafección y la violencia. Esto será una bola de nieve hasta que esté fuera de control».

El terrorismo, y la presencia de Boko Haram, son otros de los graves problemas que existen en Nigeria. Los ataques del grupo islámico se suceden, a pesar de las afirmaciones del gobierno asegurando que se había recuperado el control. Un aspecto que Obasanjo ha recriminado al actual presidente, criticando la falta de efectividad en la lucha contra el grupo armado. Asimismo, hace públicos sus temores sobre el futuro incierto del país que podría terminar con en el abandono de este en «manos de criminales, que se sospecha que son fulanis y terroristas de Boko Haram». Un devenir preocupante para Nigeria y su entorno.

Kike Gómez, periodista conocedor de Nigeria, ha expresado su parecer sobre la alerta lanzada por Obasanjo. Asegura que «es una posibilidad remota que no obedece a la realidad». De igual modo, explica que las diferencias étnicas que sufren «se utilizan como la excusa perfecta para tapar los verdaderos intereses, que suelen ser económicos». 

Kike Gómez: «Es una posibilidad remota que no obedece a la realidad»

Con la anterior afirmación sentencia Kike Gómez, periodista español, las palabras del expresidente. Desde su perspectiva, como conocedor de Nigeria y de África, habla tanto de la alerta del genocidio como de los problemas que por los que atraviesa el país africano.