Venezuela avanza hacia un adelanto de las presidenciales sin Maduro

El mandatario ha entendido que su continuidad es inviable, según varias fuentes


caracas / corresponsal

El cierre de una nueva ronda de negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición en la isla caribeña de Barbados dejó a Venezuela un paso más cerca de unas elecciones presidenciales adelantadas, aunque los sectores más radicales del chavismo, con Diosdado Cabello a la cabeza, ya han comenzado a dinamitar los avances que se han podido obtener en el proceso de mediación del reino de Noruega.

En una negociación en la que la discreción es fundamental, un escueto tuit del ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, anunció la conclusión de este ciclo de negociaciones, que «el intercambio de opiniones auspiciado por el Gobierno de Noruega fue exitoso», y agradeció a la primera ministra barbadense, Mia Mottley, su hospitalidad. Definió además el «mecanismo de Oslo» como «mesa permanente de diálogo».

En la oposición, mientras tanto, prima la cautela. Juan Guaidó, presidente interino designado por la Asamblea Nacional, no ha hecho pronunciamientos tras la culminación del proceso. El líder opositor señaló, sin embargo, que la negociación con el régimen forma parte de un abanico de opciones que también incluye sanciones a funcionarios del madurismo (ayer mismo fueron sancionados empleados militares) e incluso una intervención militar de Estados Unidos.

Dispuesto a una salida

Una fuente del Parlamento, que declaró en condición de anonimato a La Voz, señaló que el régimen de Maduro «sigue resistiéndose a una elección presidencial», pero que la comunidad internacional que respalda el mecanismo de Oslo «hace cualquier otra opción prácticamente inviable», por lo cual los opositores continuarán participando de la mediación. Según la fuente -con la que coinciden otros portavoces informales-, Maduro ha entendido la inviabilidad de su permanencia en la presidencia del país, y está dispuesto a negociar una salida que implique que pueda salir bien librado de las graves acusaciones de violaciones de derechos humanos que pesan sobre su régimen y que recoge el informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

Esta salida se haría a cambio de no ser candidato en unas hipotéticas elecciones que se llevarían a cabo en el primer semestre del 2020 y en las que los aspirantes del chavismo serían Héctor Rodríguez, actual gobernador de Miranda y uno de los pocos aspirantes «potables» del oficialismo, y el propio Diosdado Cabello, que tiene en su contra ser un político muy mal valorado, tanto dentro como fuera de la llamada revolución bolivariana.

Pero Cabello, en su programa semanal de televisión, volvió a mostrarse inflexible. Abandonando la inusual prudencia declarativa del régimen sobre este asunto, proclamó: «Hemos triunfado en Barbados», al tiempo que rechazó los rumores de candidaturas alternativas a Maduro en el chavismo, así como la posibilidad de una nueva elección presidencial. Según el número dos del chavismo y presidente de la espuria Asamblea Nacional Constituyente creada sin sustento legal por Maduro en el 2017, «lo que pide la gente son elecciones de la Asamblea Nacional», que podrían celebrarse «en 9 meses».

Según las fuentes consultadas por La Voz, Maduro habría acordado la disolución de la Constituyente y el regreso de la fracción del chavismo a la Asamblea Nacional, para la elección conjunta de un Consejo Electoral que inspire confianza con el fin de ir a elecciones presidenciales en nueve meses con el apoyo de la comunidad internacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Venezuela avanza hacia un adelanto de las presidenciales sin Maduro