Catorce muertos en el incendio de un submarino ruso

El suceso se produjo en el mar donde se hundió el Kursk en el año 2000 con 118 tripulantes a bordo

Un submarino ruso, en la base de  Severomorsk , a donde fue trasladado el buque averiado
Un submarino ruso, en la base de Severomorsk , a donde fue trasladado el buque averiado RIA NOVOSTI
m. b.
Redacción / La Voz

El Ministerio de Defensa ruso informó ayer de la muerte el pasado lunes de catorce tripulantes de un submarino nuclear AS-12 frente a las costas árticas de Rusia. Un incendio en la nave provocó que los marineros que se encontraban a bordo se intoxicaran con el humo. El resto de la tripulación extinguió el fuego y posteriormente ingresó en un hospital militar, según fuentes cercanas a los servicios de seguridad rusos citadas por el diario The Moscow Times. El aparato accidentado fue trasladado a la base naval de la ciudad de Severomorsk, en el noroeste de Rusia.

El AS-12 fue lanzado al mar para realizar labores de investigación científica «de interés para la Marina» rusa, según especificó en un comunicado el propio ministerio. Los marineros se encontraban realizando medidas biométricas del lecho marino cuando se inició el incendio.

Según informó Defensa, el comandante en jefe de la Marina ya ha iniciado una investigación para esclarecer las causas del accidente, desconocidas en un primer momento. El ministerio no comunicó cuántos tripulantes se encontraban en el interior del submarino durante la misión.

El incendio del AS-12 en las costas árticas supone el cuarto accidente que afronta la Marina rusa en 19 años. El más grave de todos ocurrió en el año 2000, cuando el submarino Kursk, con 118 tripulantes a bordo, se hundió también en el mar de Barents, al norte de Rusia, debido a dos explosiones en su interior. El accidente de un remolcador en el 2003 causó la muerte de 9 marineros rusos y, en el 2008, otro submarino nuclear bautizado como Nerpa se hundió en el Pacífico con 20 marineros a bordo.

Un proyecto secreto

El sumergible accidentado, un modelo AS-12 conocido como Proyecto 210 o Losharik, es un tipo de submarino nuclear diseñado para labores de investigación, rescate y operaciones especiales. Con frecuencia, Rusia opera con este sumergible para realizar labores de espionaje. El Losharik tiene una capacidad máxima de 25 personas y puede llegar a los 6.000 metros de profundidad. Es el aparato más silencioso y difícil de detectar con el que cuenta Rusia. Su construcción fue ordenada bajo la presidencia de Mijal Gorbachov, en el año 1988, antes del colapso de la Unión Soviética, pero el proyecto fue abandonado. Posteriormente, en el 2000, el presidente Putin finalizó el desarrollo del conocido como Proyecto 210.

La mayoría de las especificaciones del sumergible son desconocidas, pues nació como un proyecto confidencial de la URSS y se ha querido mantener ese carácter secreto. La ceremonia en la que se botó el submarino AS-12 oficialmente en el mar de Barents en agosto del 2003 también permaneció bajo estricta confidencialidad, según informó en su día el periódico local Izvestiya. Ni algunos mandos militares ni el personal portuario ruso pudieron saber nada de la operación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Catorce muertos en el incendio de un submarino ruso