Una delegación rusa provoca una crisis política en Georgia con protestas y 240 de heridos

La primera consecuencia de los graves desórdenes registrados el jueves por la noche en el centro de Tiflis, la capital georgiana, en protesta por la presencia de una delegación parlamentaria rusa, fue la dimisión ayer del presidente del Parlamento del Georgia, Irakli Kobajidze.


moscú / colpisa

Pero podrían caer más cabezas, ya que en el punto de mira de la oposición está también el ministro del Interior, Gueorgui Gajaria, a quien se acusa de haber lanzado brutalmente a los antidisturbios contra la multitud, e incluso el propio jefe del Gobierno, Mamuka Bajtadze.

Los manifestantes salieron de nuevo a la calle ayer para exigir la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas. La líder del Partido Republicano, Tamar Kordzaia, anunció que seguirán las movilizaciones si no renuncia ya el titular de Interior y son puestos en libertad los arrestados. Kordzaia dijo hablar en nombre de una «coalición opositora».

En los enfrentamientos con la Policía del jueves se produjeron 240 heridos, 80 de ellos miembros de las fuerzas del orden, y se practicaron más de 300 detenciones. Los agentes emplearon contra la multitud gases lacrimógenos, balas de goma y agua a presión. Estallaron cuando cerca de 10.000 manifestantes opositores trataron de penetrar en el edifico del Parlamento. La Cámara georgiana acogió el jueves el foro llamado Asamblea Interparlamentaria Ortodoxa, con participación de legisladores de varios países. Durante el evento, el diputado ruso Serguéi Gavrílov se hizo cargo de la presidencia de la conferencia y se sentó en el sillón del presidente del Parlamento, lo que provocó las protestas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Una delegación rusa provoca una crisis política en Georgia con protestas y 240 de heridos