Un apagón masivo dejó a oscuras a 48 millones de personas en toda Argentina y Uruguay

Lo atribuyen a un fallo en una hidroeléctrica de ambos países


buenos aires / colpisa

Un masivo apagón, sin precedentes por su alcance territorial, dejó sin electricidad el domingo a Argentina y Uruguay. Tras unas horas de oscuridad, la secretaría de Energía informó de que se había producido «un colapso del sistema de Interconexión», lo que provocó «un corte masivo en todo el país».

Empresas de energía apuntaron a un «fallo masivo» del sistema, pero no explicaron los motivos del gigantesco corte que afectó a 48 millones de personas. El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo que se trató de «un hecho inédito que será investigado a fondo». Al principio se creyó que la interrupción había afectado también a Chile y Brasil, pero autoridades de esos países lo desmintieron. Sí confirmó la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas de Uruguay que el apagón fue total en su territorio. «Nunca había pasado», explicó Alejandra Martínez, portavoz de Edesur, una de las firmas encargadas del suministro eléctrico argentino proveniente de centrales térmicas, hidroeléctricas y nucleares.

La Secretaría argentina de Energía informó que el apagón «habría sido» por un fallo en el sistema de transporte desde Yacyretá, la central hidroeléctrica argentino-paraguaya.

Los mayores apagones registrados en Argentina fueron más o menos prolongados en el tiempo, pero siempre se han limitado a regiones o barrios. Nunca antes se había interrumpido la electricidad en todo el país repentinamente y a cero.

Brusca desconexión

Se desconoce la causa que desencadenó el incidente, que no se puede explicar por un exceso de demanda. La mayor exigencia sobre el sistema ocurre entre diciembre y marzo, cuando las temperaturas son más elevadas. Pero en otoño, y con la economía en una profunda recesión, la demanda de energía está en caída. Y en domingo, a horas tan tempranas, el consumo es mínimo. Por eso, la brusca desconexión sorprendió a los encargados del sistema, que no podían explicar lo que había ocurrido. «Podría estar relacionado a un fenómeno meteorológico», especuló Daniel Russo, responsable de Protección Civil.

El impacto del corte no fue grave, como habría sido de ocurrir en día de semana, pero fue intenso. El servicio de trenes y de metro se suspendió en Buenos Aires. Los semáforos y la señalización de tránsito en general no funcionaron durante horas, lo que provocó accidentes leves y un tráfico lento de autobuses y vehículos particulares.

En la capital argentina, debido a fuertes lluvias, algunos túneles bajo tierra se inundaron y las bombas para achicar agua, sin energía, no pudieron funcionar, lo que obligó a desviar el tráfico. La empresa encargada del suministro del agua potable, Aysa, pidió a los usuarios un «uso racional», ya que las bombas de distribución se apagaron. Edesur advirtió a sus usuarios electrodependientes -conectados a bombas, respiradores y otros aparatos- que estaban priorizando sus consumos, pero les recomendó dirigirse a hospitales en caso de ser necesario «debido a la gravedad de la falla».

Con lo que les quedaba de batería en los móviles, los usuarios de electricidad comentaban en redes sociales sus peripecias para informarse de la magnitud del colapso y, a la vez, atender sus necesidades cotidianas.

Tres horas sin luz

Los más afectados fueron los residentes en edificios inteligentes, donde además de la falta de luz padecieron el corte del agua, la falta de ascensores y la desconexión de las puertas de entrada y salida de los garajes. Tres horas después del corte, el suministro comenzó muy lentamente a normalizarse en diversas áreas. El corte amenazó la celebración de elecciones en las provincias donde estaban previstas, Formosa en el noreste, San Luis al oeste y Santa Fe, en la región central del país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un apagón masivo dejó a oscuras a 48 millones de personas en toda Argentina y Uruguay