Salvini y Di Maio firman la paz y evitan una crisis de Gobierno

Los vicepresidentes dejan a un lado las tensiones para centrarse en evitar las sanciones de la Unión

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, flanqueado por sus vicepresidentes Luigi Di Maio y Matteo Salvini
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, flanqueado por sus vicepresidentes Luigi Di Maio y Matteo Salvini

Roma / corresponsal

Al final, y tras dos largas horas de reunión, los dos vicepresidentes italianos, Matteo Salvini y Luigi Di Maio, fumaron la pipa de la paz en presencia del presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, que les había lanzado un ultimátum para continuar con el Gobierno de coalición entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas. La paz fue sellada con un apretón de manos ante los periodistas: «Todo está bien, el Gobierno va adelante», aseguraba Salvini, mientras Di Maio confirmaba: «El encuentro ha sido positivo. La prioridad es bajar los impuestos».

Después de semanas de tensión, el ultra y el populista han decidido aliarse para hacer frente al procedimiento de sanción con el que la UE amenaza a Italia ante el enorme aumento de su deuda. Una situación que Conte, de acuerdo con el presidente de la República, Sergio Mattarella, quiere dirigir en primera persona en colaboración con el ministro de Economía, Giovanni Tria, y sin la intervención de los vicepresidentes. «No quiero ser el primer jefe de Gobierno que lleva a Italia contra el muro del procedimiento de infracción», les ha dicho. Su objetivo es lograr un diálogo «constructivo» con la UE «para proteger los ahorros de los ciudadanos». La línea de Salvini y Di Maio con Bruselas es más dura y lo que se busca es «responsabilidad sin bajar la cabeza». Además están en juego los nombramientos de los altos cargos de la UE, en cuyo debate el Gobierno italiano se encuentra aislado y sin apoyos dentro de los dos grandes grupos, populares y socialistas. La idea de proponer al ex primer ministro Enrico Letta como presidente del Conejo Europeo ya cuenta con el rechazo del Gobierno, que no quiere ver en ese cargo a un exponente del Partido Democrático.

Nueva ley de seguridad

La primera consecuencia del nuevo clima de concordia se vio este martes con la aprobación en el Consejo de Ministros de la ley de seguridad promovida por Salvini y que completa la tramitada en noviembre, que limitaba el derecho al asilo de los inmigrantes. A cambio, el líder del M5E buscará que la Liga le apoye en algunos puntos de su programa como son el salario mínimo -que en Italia no existe- la bajada de los impuestos y el recorte de los sueldos de los parlamentarios.

Con el éxito en las elecciones europeas y en las municipales parciales, Salvini está dispuesto a pasar factura a Conte centrándose en dos objetivos: la bajada de impuestos y el pago de la deuda pública. La Liga ha propuesto la creación de minibots, una especie de pagarés públicos, sin intereses ni vencimiento, para pagar la deuda pública. La medida ya ha sido rechazada por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Salvini y Di Maio firman la paz y evitan una crisis de Gobierno