Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño, dice que la filtración parece ingeniada contra el Gobierno

«Lo que yo sé básicamente es que ocurrió una invasión en el teléfono del ministro y las conversaciones salieron a la luz de una forma sospechosa, parece algo realmente ingeniado para desgastar al Gobierno»


Redacción

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, dijo este lunes que la filtración de las conversaciones entre fiscales y el exjuez Sergio Moro parece «algo ingeniado para desgastar al Gobierno». El medio de investigación The Intercept Brasil publicó el domingo conversaciones privadas entre agentes públicos que participaron en la operación Lava Jato en Brasil, lo que pone en tela de juicio la imparcialidad de la investigación que condujo a prisión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

«Lo que yo sé básicamente es que ocurrió una invasión en el teléfono del ministro y las conversaciones salieron a la luz de una forma sospechosa, parece algo realmente ingeniado para desgastar al Gobierno» declaró el hijo del gobernante brasileño en una charla con periodistas.

El diputado Bolsonaro valoró así el polémico reportaje tras un acto en el que celebró en Sao Paulo su nuevo nombramiento al frente del Partido Social Liberal (PSL) en el estado paulista, cargo anteriormente ocupado por el senador Major Olímpio, quien asistió al evento junto a otros diputados estatales y federales de esa formación política.

Después del acto, Eduardo Bolsonaro fue preguntado por los periodistas sobre la filtración y este criticó la forma en que las conversaciones fueron obtenidas, al tiempo de negarse a evaluar su contenido, informa Efe. «Si yo torturo a una persona y ella me dice alguna cosa, ¿Usted va a preguntarme sobre ello, con base en pruebas ilegales? Es un poco complicado», increpó el diputado.

The Intercept Brasil publicó fragmentos de diálogos entre el fiscal Deltan Dallagnol y el entonces magistrado Sergio Moro, actual ministro de Justicia del Gobierno que preside Jair Bolsonaro y quien en el 2017 condenó a Lula en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por recibir un apartamento en una playa de Sao Paulo a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

Según el citado medio, las conversaciones privadas muestran que Moro sugirió a Dallagnol cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato, dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, lo que está prohibido por ley.

Sobre la legitimidad del ministro Moro al frente de la cartera de Justicia tras la filtración de las conversaciones, Eduardo Bolsonaro señaló que se trata de «hechos anteriores a la llegada de Moro al Gobierno de Bolsonaro» e insistió en que es «un asunto sensible debido a la forma criminal en que ocurrieron las filtraciones».

El diputado zanjó el tema al explicar que para él el reportaje solo es «la interpretación de un periodista». «Yo no puedo confiar en un reportaje de The Intercept, tengo que hacer mi propio análisis», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño, dice que la filtración parece ingeniada contra el Gobierno