Lisboa invita a la noche del Santo António

La «saudade» deja paso esta semana a la fiesta, las sardinas y las bodas


La capital portuguesa celebra estos días por todo lo alto sus fiestas más importantes y animadas, en memoria de su patrón, Santo António de Lisboa, conocido mundialmente como de Pádua, aunque nació en Lisboa en 1191 y falleció en la ciudad italiana el 13 de junio de 1231. El plato fuerte tiene lugar la próxima noche del miércoles al jueves, que se vive hasta el amanecer

Si hay algo que identifica a esta fiesta son las sardinas asadas en plena calle, con su penetrante olor, que llega a todos los puntos de la ciudad a cualquier hora del día. No hay fiesta y verbena popular lisboeta que deje de instalarse en puntos estratégicos hasta finales de mes en la que no haya puestos para comer sardinas con pimientos, entremeada, beicon asado, chorizos y bifanas, deliciosos bocadillos de filete de cerdo, acompañados de las típicas imperiais, cañas, y vino. Los araiais suelen estar organizados por asociaciones culturales o juntas de freguesía, de distrito, de cada barrio, y en ellos no falla, sobre todo en la noche del 12 y el 13 de junio, la música de fado que hace estremecer hasta el más insensible de los que allí se encuentran.

La sardina protagoniza también el cartel de las fiestas. Cada año se celebra un concurso en el que participan decenas de diseñadores internacionales. Los seis mejores se incluyen en el cartel de cada año. En el 2019 la ganadora ha sido la sardina feminista de la diseñadora lusa, Ana Filipa Curly.

Millares de turistas se unirán, pasado mañana, a los lisboetas, abarrotando hasta el amanecer las empinadas calles, adornadas con guirnaldas de colores y manjericos, plantas de Albahaca, de Alfama, Graça, São Vicente, Mouraria, Bica. Madragoa, Carnide, Estrela y Campo de Ourique, para disfrutar de la noche más larga y divertida del año en la que la saudade, la melancolía típica de los portugueses, se deja de lado por unas horas para socializar con los vecinos y forasteros.

El miércoles comenzará muy temprano para las 16 parejas con pocos recursos que se casarán al mediodía. Lo harán por lo civil o por la iglesia, en el Ayuntamiento o en la Sé ?la catedral?, en las bodas comunitarias de Santo António, que se celebran desde 1958, gracias al patrocinio de numerosas empresas. Esta celebración se retransmiten por la RTP, la Radio Televisión Pública portuguesa. Como es tradición, ni los novios ni sus familias tendrán ningún gasto con la boda y posteriormente participarán con los otros nuevos recién casados en un banquete conjunto.

La tradición de las marchas

Otro de los platos fuertes de la noche de Santo António es el tradicional desfile popular por la emblemática Avenida da Liberdade. Cada barrio concursa con una marcha, en la que participan decenas de personas engalanadas con vistosos trajes bailando alegremente las coreografías compuestas para la ocasión. «Para nosotros marchar por la avenida y representar a nuestro barrio es un momento único y emocionante que no se puede describir», declara a La Voz, Cristina, que forma parte de una de las 24 marchas participantes este año, la de Alfama, el barrio que más veces ha ganado el concurso. «Participar en la marcha supone mucho trabajo y ensayar durísimo a lo largo de todo el año, aunque este esfuerzo se olvida cuando llega el momento de desfilar y de vibrar durante la marcha», confiesa la mujer.

El día grande de Lisboa culminará la tarde del jueves, con la procesión de Santo António, en la que la imagen del santo recorrer el barrio que le vio nacer desde su casa natal, hoy museo, junto a la catedral, hasta Alfama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Lisboa invita a la noche del Santo António