China rechaza las críticas de Washington y justifica la violenta represión en Tiananmen

Pekín arremete contra Pompeo, tras exigirle que reconozca el número concreto de muertos en la matanza de hace 30 años

Decenas de miles de personas participaron en un vigilia en Hong Kong  para recordar el 30 aniversario de la matanza de Tiananmen, en un claro desafío a Pekín.
Decenas de miles de personas participaron en un vigilia en Hong Kong para recordar el 30 aniversario de la matanza de Tiananmen, en un claro desafío a Pekín.

pekín / E. La Voz

Al contrario que en otros aniversarios en que China ha mantenido un perfil bajo y ha evitado cualquier pronunciamiento sobre los sucesos de Tiananmen, este año han defendido de forma oficial que fue una política «correcta» que ha propiciado tres décadas de estabilidad. Es una forma de reafirmar que el Partido Comunista chino no va a abrir ningún debate sobre lo que ocurrió en la madrugada del 3 al 4 de junio de 1989, cuando sus dirigentes enviaron al Ejército para acabar con las protestas de los estudiantes que exigían reformas.

Mientras en Pekín se ha intensificado el control sobre los disidentes y ayer se impidió a periodistas extranjeros el acceso a la plaza de Tiananmen, en Hong Kong se celebró la tradicional vigilia para conmemorar el 30 aniversario de la represión. La excolonia, que regresó a la soberanía china en 1997, mantiene derechos y libertades que no existen en el continente.

Unas 180.000 personas, según los organizadores, se concentraron en el parque Victoria con velas encendidas para recordar en silencio a las víctimas de la matanza. Este año la afluencia fue más numerosa en señal de protesta por el proyecto de ley de extradición que se está tramitando. Los grupos proderechos humanos denuncian que permitirá detener ciudadanos de Hong Kong para ser entregados a China donde serán juzgados sin garantías.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Geng Shuang, contestó de forma contundente a las críticas del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que exigió a China que reconociera el número concreto de muertos en Tiananmen y denunció la persecución de la comunidad uigur en el Xinjiang.

Geng acusó a Washington de utilizar el pretexto de los derechos humanos para interferir en asuntos internos de otros países, y aseguró que «cualquier intento de interferir en los asuntos domésticos de China o minar su estabilidad están condenados al fracaso».

También rechazó las peticiones de la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, que en un comunicado, pidió a China liberar a los activistas detenidos y condenados por su participación en las protestas del 4 de junio.

Dando un paso más en el enfrentamiento con Washington, y con la guerra comercial como telón de fondo, China ha activado una alerta en que advierte a su población de los riesgos de viajar a Estados Unidos porque «han tenido lugar tiroteos, atracos y robos frecuentes últimamente».

A principios de año, EE.UU. había adoptado una medida parecida al advertir a sus ciudadanos que extremaran las precauciones en sus viajes al gigante asiático ante sus leyes «arbitrarias».

En medio de esta escalada de tensión, los presientes Xi Jinping y Vladimir Putin, se reúnen hoy en Moscú para hablar de varios temas internacionales en los que mantienen una postura opuesta a la de la Administración Trump.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

China rechaza las críticas de Washington y justifica la violenta represión en Tiananmen