Arrestan al capitán del barco que colisionó con una embarcación turística en Budapest

21 personas siguen desaparecidas y las esperanzas de hallarlas con vida son prácticamente nulas debido a las bajas temperaturas de las aguas del Danubio

Flores en el puente Margarita en memoria de las víctimas del naufragio en el Danubio del pasado miércoles
Flores en el puente Margarita en memoria de las víctimas del naufragio en el Danubio del pasado miércoles

Redacción

El capitán del barco-hotel «Vicking», que colisionó con la nave turística «Sirena» antes de que ésta se hundiera en el Danubio causando la muerte de al menos 7 turistas surcoreanos, fue detenido e interrogado como acusado, informó la capitanía de la policía de Budapest en un comunicado. Esa autoridad ha iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias del accidente acaecido en la noche del miércoles al jueves, al naufragar el barco «Serena» con 35 personas a bordo.

Los investigadores húngaros dicen tener suficientes indicios para acusar al ucraniano de 64 años C. Yuriy, capitán del «Vicking», del delito de haber puesto en peligro el transporte fluvial y provocado un accidente masivo y letal, indica la nota. «Después de su interrogatorio, (el acusado) fue arrestado y se ha propuesto su detención», agrega el documento.

El siniestro sucedió sobre las 21.00 hora local, cuando el choque de ambas embarcaciones provocó el rápido hundimiento del «Sirena», que llevaba a bordo a 33 surcoreanos y dos miembros de la tripulación húngara, informa Efe. Hasta el momento, solo siete personas se han salvado, bien por sí mismas a nado o rescatadas por los socorristas, que por otro lado recuperaron los cuerpos sin vida de otros siete turistas surcoreanos.

El resto, 21 personas, continúan desaparecidas y la esperanza de hallarlas con vida son prácticamente nulas debido a las bajas temperaturas de las aguas del río, menores a los 15 grados. Las tareas de rescate, con unidades de la policía, los bomberos y submarinistas, se vieron muy obstaculizadas por el mal tiempo y la fuerte corriente del río.

El «Viking Sigyn» es un barco de excursiones de 135 metros de longitud y 29 de ancho, con una velocidad máxima de 28 kilómetros por hora y es capaz de alojar a 195 turistas, más una tripulación de 50 personas. El «Sirena» tenía 27 metros de largo y una capacidad para transportar a 60 personas.

La policía húngara presentó hoy a la prensa un vídeo sobre el accidente grabado por cámaras de seguridad. En esa filmación se ve el choque de los dos barcos que se produce cuando el «Sirena» navega hacia el norte y al llegar al puente Margarita, cerca del emblemático edificio del Parlamento, le alcanza el «Viking».

El primero hace entonces una maniobra, de la que hasta el momento se desconocen las causas que la motivaron o generaron, y que lo deja justo delante de la embarcación mayor. Tras ser embestido por ésta, vuelca y se hunde en siete segundos.

El Gobierno de Corea del Sur, tras confirmar la nacionalidad del grupo de turistas que hacía una excursión fluvial, ha anunciado el envío a Hungría un equipo encabezado por la ministra de Exteriores, Kang Kyung-hwa, quien será recibida por su homólogo magiar, Péter Szijjártó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Arrestan al capitán del barco que colisionó con una embarcación turística en Budapest