Israel repetirá elecciones por primera vez

Netanyahu fracasa en su intento de formar una coalición de gobierno y prefiere volver a las urnas a que el presidente se lo encargue al líder del opositor Azul y Blanco

Netanyahu habla a la prensa en la Knesset, después del voto sobre un proyecto de ley para disolver el Parlamento israelí y asistir a las elecciones adicionales en Jerusalén
Netanyahu habla a la prensa en la Knesset, después del voto sobre un proyecto de ley para disolver el Parlamento israelí y asistir a las elecciones adicionales en Jerusalén

Jersusalén / Colpisa

Benjamin Netanyahu apuró el miércoles hasta el último segundo el plazo establecido para formar gobierno y evitar nuevas elecciones. El primer ministro israelí se aferraba a su puesto con todas sus fuerzas pero, ante la falta de acuerdo con el extitular de Defensa y líder de Israel Nuestra Casa, Avigdor Lieberman, el Parlamento salvó el trámite de las dos últimas votaciones y acordó por amplia mayoría su disolución menos de dos meses después de las elecciones de las que había surgido. En consecuencia, los israelíes volverán a las urnas en el término de cien días.

El abrupto final de la legislatura llevará a Israel a repetir elecciones por primera vez en su historia, pero evitará que el presidente del país, Reuven Rivlin, entregue a otro parlamentario la responsabilidad de intentar formar gobierno, un escenario que quería evitar a toda costa un Netanyahu cercado por al menos tres casos de corrupción y que ansía seguir en el puesto en un quinto mandato con el que superaría al mítico David Ben Gurion como primer ministro más veterano en el cargo. A lo largo del día, el jefe del Ejecutivo presentó varias opciones a Israel Nuestra Casa con el objetivo de conseguir el apoyo de sus cinco parlamentarios y así sumar 65 de los 120 escaños de la Cámara. Pero el partido de Lieberman se mantuvo firme en su exigencia de aprobar la ley para que los jóvenes ultraortodoxos tengan también que cumplir obligatoriamente el servicio militar. Una condición que constituye un tabú para Judaísmo Unido de la Torá y Shas, formaciones religiosas que también son imprescindibles para que el político conservador continúe al frente del poder en Tel Aviv.

Legislación para protegerse

Su partido, el Likud, no dudó en designar como «enemigo político» a Lieberman, quien reaccionó diciendo que «pensaba haberlo visto todo en política, pero me quedé sorprendido por la intensidad de las presiones, por la paranoia y por las especulaciones a las que me vi expuesto». La inminencia de tener que acudir de nuevo a las urnas llevó al partido de Netanyahu a aprobar una lista común con el partido Kulanu, que en abril obtuvo cuatro escaños, para intentar aunar esfuerzos ante el desafío que supone volver a enfrentarse a Azul y Blanco.

Esta coalición de fuerzas opositoras encabezada por el exjefe del Ejército Benny Gantz se alzó con 35 asientos, los mismos que el Likud. La incertidumbre generada por la falta de acuerdo obligó al presidente Rivlin a publicar un vídeo para explicar su papel a los israelíes, en el que aseguró que haría lo posible para evitar la repetición de los comicios. Gantz mostró en todo momento su disposición a formar un gobierno de unión con el Likud, un ejecutivo que tendría una mayoría de 70 escaños. pero el partido del exjefe del Ejército exige que Netanyahu quede fuera de esta fórmula. Una alianza de este tipo no le habría permitido aprobar una legislación que le proteja de la investigación judicial. Y en caso de terminar imputado, Gantz habría roto la colaboración.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Israel repetirá elecciones por primera vez