Guaidó califica de «cínica» la oferta de Maduro de adelantar las legislativas

El Parlamento venezolano rechaza la propuesta y reclama comicios presidenciales


caracas / corresponsal

La propuesta de Nicolás Maduro de adelantar las elecciones a la Asamblea Nacional, ignorando la petición de repetir las presidenciales que ayer cumplieron un año y que no reconoce la comunidad internacional, fue rechazada por el Parlamento de Venezuela y por la Eurocámara, mientras EE.UU., el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto sencillamente la ignoraron. El mandatario propuso «a las oposiciones» medirse «en unas elecciones a la Asamblea Nacional».

En paralelo, la Asamblea Nacional Constituyente, también desconocida internacionalmente y cuyo mandato culminaba en agosto, prolongó sus atribuciones hasta diciembre del 2020, cuando concluyen las del Parlamento.

Uno de sus portavoces, Pedro Carreño, apeló a sus «poderes supraconstitucionales», en abierta alusión a que podría ser la Constituyente la que adelante unas eventuales elecciones parlamentarias, como ya hizo con las presidenciales del 2018.

En la sesión de Parlamento legítimo, nuevamente entorpecida por medidas muy estrictas de control de acceso de la Guardia Nacional, no pedidas por el Legislativo, el presidente de la Cámara, Juan Guaidó, calificó de «cínica» la oferta de Maduro.

«Le temen a elecciones verdaderamente libres. Saben que unas elecciones verdaderamente libres abren el cambio en Venezuela», indicó el opositor, quien volvió a preguntarse «si la Fuerza Armada Nacional va a acompañar esta locura, a arrastrar a Venezuela a la catástrofe», e invitó al «raciocinio» a los dirigentes del régimen: «Raciocinio para no ir al colapso total». Un colapso reflejado, dijo, en crisis como la de la gasolina, los apagones o salarios mensuales que equivalen a menos de un kilogramo de queso.

Mientras, la UE, a través de Maja Kocijancik, portavoz de la alta representante diplomática, Federica Mogherini, exigió a Maduro «evitar decisiones que socaven más la democracia», lo que haría «más difícil llegar a una solución pacífica y política a la crisis en curso». «Hemos dicho repetidamente que apoyamos a la Asamblea Nacional como el único organismo elegido democráticamente», subrayó.

Kocijancik reclamó «que se respeten plenamente sus poderes constitucionales también en este contexto». La Constitución no permite a Maduro, como en algunos países, disolver el Congreso y llamar a nuevas elecciones. El Grupo Internacional de Contacto no se ha pronunciado sobre el tema, y ni siquiera portavoces sobre Venezuela como John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, o el Grupo de Lima han comentado la propuesta.

Mediador con Chávez

Sobre la detención de Alejo Morodo, hijo del exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo, y otras tres personas, en Madrid, por presunto lavado de dinero procedente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Guaidó señaló también que «usaron el dinero del Estado para hacer lobby internacional, y hoy Venezuela colapsó». Los medios locales recordaron a Morodo en su papel mediador y apoyo a Hugo Chávez, incluyendo propiciar el encuentro en Mallorca, en el 2008, entre el mandatario y el rey Juan Carlos I, tras el célebre «¿por qué no te callas?» del monarca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Guaidó califica de «cínica» la oferta de Maduro de adelantar las legislativas