Decapitada una misionera española de 77 años en la República Centroafricana

Inés Nieves Sancho fue sacada de la cama a la fuerza por unos desconocidos que la condujeron al aula donde enseñaba a coser. Allí fue salvajemente apuñalada y mutilada


Redacción

Una misionera burgalesa de 77 años murió decapitada en la madrugada del domingo al lunes en una aldea de la República Centroafricana donde prestaba ayuda a mujeres y niñas para que tuvieran un futuro mejor. Inés Nieves Sancho fue sacada de la cama a la fuerza por unos desconocidos que accedieron a su habitación y la condujeron al aula donde enseñaba a coser. Allí fue salvajemente apuñalada, mutilada y decapitada, según L’Osservatore Romano. Las autoridades de la diócesis de Bangassou descartaron que detrás de este macabro crimen haya razones políticas.

La religiosa realizaba desde hace 23 años su labor misionera en una escuela de la congregación francesa de las Hijas de Jesús de Massac, donde atendía a las más jóvenes del pueblo. Claire, una de las monjas, explicó ayer a Efe que en el pasado hubo más españolas en esta congregación, pero la mayoría ya murieron y en la actualidad solo quedaban dos.

El Papa pidió ayer que se rece por la religiosa decapitada. «Ha dado la vida por Jesús al servicio de los más pobres. Recemos juntos un Avemaría», instó el pontífice durante la audiencia general. Francisco ha recordado que fue «asesinada bárbaramente en el lugar donde daba clases».

El crimen de Inés Nieves es la segunda muerte de un religioso español en la última semana, después de que el 17 de mayo el sacerdote salmantino Fernando Hernández fuera asesinado en un centro salesiano Don Bosco al suroeste de Burkina Faso, a manos de un antiguo cocinero que trabajó en la congregación. Solo en la República Centroafricana murieron asesinados cinco misioneros en el 2018, informa Europa Press. Además, este año siete sacerdotes han sido asesinados en África y tres en América.

El presidente Pedro Sánchez ha mandado su pésame y su cariño a la familia de la religiosa y también a la del misionero Fernando Hernández, asesinado la pasada semana en Burkina Faso. «Un abrazo a sus congregaciones y mi reconocimiento a su labor siempre al servicio de los más necesitados», ha escrito el jefe del Ejecutivo en su cuenta de Twitter.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Decapitada una misionera española de 77 años en la República Centroafricana