May se atrinchera y sigue sin fijar su fecha de salida

Rita A. Tudela LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Theresa May, durante la sesión del miércoles en Westminister
Theresa May, durante la sesión del miércoles en Westminister UK PARLIAMENTARY RECORDING UNIT | EFE

La primera ministra británica argumenta que ella «no es el problema»

09 may 2019 . Actualizado a las 08:05 h.

Theresa May no tiene intención de irse, a pesar de que no dejan de pedirle que se vaya o al menos fije una fecha de salida, por su mala gestión del brexit. Lejos de hacer las maletas, la primera ministra se atrinchera en el número 10 de Downing Street y defiende que ella «no es el problema».

Ante el incremento de las peticiones para que dimita inmediatamente, su portavoz repite que la premier ya prometió que lo hará cuando finalice la primera etapa del brexit, en una oferta «generosa y audaz». Con el estancamiento de las conversaciones entre laboristas y conservadores, que sigue al rechazo en tres ocasiones del Parlamento al acuerdo de salida, muchos no quieren esperar a una segunda fase del brexit, que parece que nunca llega.

De nada sirvieron las palabras de May pidiendo disculpas en su comparecencia semanal en la Cámara de los Comunes por la pérdida de más de 1.300 representantes conservadores en las elecciones locales. La premier intentó sacudirse la culpa: si de ella dependiera, Londres ya habría dejado la UE. Pero el temor entre las filas tories es que los resultados en las elecciones europeas serán aún peores. El laborista Jeremy Corbyn recomendó a May que pida consejo a Jurgen Klopp, el entrenador del Liverpool, sobre «cómo conseguir un buen resultado» en Europa.