El autor del tiroteo en una sinagoga de San Diego se inspiró en la matanza de Nueva Zelanda

Earnest, de 19 años, mató con un rifle de asalto AR-15 a una mujer y dejó heridos a un niño y dos hombres

Un corazón de papel con un mensaje de apoyo junto a la sinagoga de Jabad, en Ponway
Un corazón de papel con un mensaje de apoyo junto a la sinagoga de Jabad, en Ponway

El presunto autor del tiroteo ocurrió el sábado en una sinagoga cerca de San Diego (California), identificado como John Earnestde 19 años, dejó escrito un manifiesto antisemita en las redes sociales y reconoció haberse inspirado en la matanza perpetrada el pasado 15 de marzo en Nueva Zelanda. El joven, de raza blanca y  estudiante de la Universidad Estatal de California, abrió fuego con un rifle de asalto tipo AR-15 en la sinagoga Jabad de Poway, una pequeña localidad de 50.000 habitantes a 30 kilómetros al norte de San Diego, matando a una mujer de 61 años e hiriendo a un niño y dos hombres. Huyó del lugar en un coche, pero fue detenido poco después por la policía.

El ataque se produce exactamente seis meses después de un tiroteo en Pittsburgh en el que murieron 11 personas, en el peor ataque antisemita en la historia reciente de Estados Unidos.

El alcalde de Poway, Steve Vaus, indicó que todo hace indicar que se trate de un «crimen de odio» dadas las declaraciones del autor del tiroteo. En rueda de prensa, el sheriff de la ciudad, William Gore, señaló que habían localizado una «carta abierta» firmada por una persona que se identificaba como John Earnest y en la que reconocía su odio a los judíos y prometía defender su raza europea.

En la carta, que apareció en un foro de Internet horas antes del ataque, el autor afirma que se inspiró en el ataque a dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) el mes pasado, en el que un supremacista blanco mató a 50 personas e hirió a otras tantas, así como en el tiroteo de Pittsburgh. El sheriff Gore señaló que John Earnest no tiene antecedentes penales, pero investigarán su «posible participación» en un incendio en una mezquita en Escondido, una ciudad al norte de Poway, el 24 de marzo, como él asegura en su manifiesto. El graffiti que dejó el supuesto o supuestos autores en la escena hacían referencia al ataque de Nueva Zelanda.

El tiroteo ocurrió el sábado a las 11.30 hora local de California (20.30 en España), cuando se celebraba un servicio por el shabbat y el último día de la Pascua judía. «Cuatro personas fueron heridas y trasladadas al hospital de Palomar», dijo el sheriff . «Una murió a causa de sus heridas, pero las otras tres están estables». El alcalde Vaus apuntó que uno de los heridos es el rabino, que recibió un tiro en la mano. Añadió que « los miembros de la congregación se enfrentaron al tirador e impidieron que fuera un incidente mucho más horrible».

«Todo un héroe»

Danny Almog estaba en la sinagoga cuando vio entrar a un joven blanco, con gafas y un chaleco, portando un arma. «Se paró y comenzó a disparar a todos», explico a la cadena MSNBC. Su primera reacción fue gritar a sus hijos, que estaban en otra habitación. Su suegro cogió a uno y corrió. Un amigo, Almog Peretz, recogió a todos los menores y recibió un disparó en su huida hacia la puerta trasera del templo. «Es todo un héroe», afirmó Almog.

 El sherriff explicó que un oficial de la patrulla fronteriza fuera de servicio disparó al sospechoso cuando huía de la escena en un vehículo, pero no lo alcanzó. El joven fue arrestado más tarde por otro agente que se dirigía al lugar del tiroteo y escuchó por radio el aviso de que el presunto autor había huido. El jefe de policía de San Diego, David Nisleit, explicó que el agente identificó al vehículo del sospechoso, lo paró y el joven salió con las manos en alto. En el asiento del copiloto estaba el rifle de asalto.

Condenas

El presidente estadounidense, Donald Trump, subrayó en un acto electoral en Wisconsin que «esta noche el corazón de EE.UU. está con las víctimas del horroroso tiroteo de Poway». «La nación entera llora la pérdida de vida, y reza por los heridos, y está en pie en solidaridad con la comunidad judía. Condenamos con contundencia el mal de antisemitismo y el odio, que debe ser derrotado», afirmó Trump.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha expresado este domingo sus condolencias por el tiroteo en la sinagoga. «Todos debemos estar unidos contra el antisemitismo y todas las formas de odio. Mis pensamientos están con las familias de las víctimas y la comunidad judía de todo el mundo», ha manifestado Guterres a través de su cuenta de Twitter.

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha condenado también el ataque, que calificó como «otro doloroso recordatorio del antisemitismo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El autor del tiroteo en una sinagoga de San Diego se inspiró en la matanza de Nueva Zelanda