Los «tories» críticos con May retoman sus intentos de derrocarla

rita álvarez tudela LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

La reina Isabel II junto a Trump, durante la visita en julio del 2018.
La reina Isabel II junto a Trump, durante la visita en julio del 2018.

Buckingham confirma la visita del Estado de Donald Trump el  próximo 3 de junio

24 abr 2019 . Actualizado a las 07:38 h.

La vuelta a la actividad parlamentaria de los diputados británicos tras el parón de Semana Santa no ha dado tregua a Theresa May. Altas figuras conservadoras pidieron ayer la dimisión de la primera ministra y los miembros del llamado Comité 1922, el grupo parlamentario de los diputados conservadores sin cargo en el Gobierno, se reunieron en busca de una solución para cambiar las reglas y permitir un segundo voto de no confianza.

Hasta el momento, la líder conservadora no puede enfrentarse a otra moción, tras haber superado la última votación en diciembre. Pero los argumentos de los tories favorables al brexit para cambiar esta regla se centran en que May no completó el divorcio en el plazo prometido y además decidió negociar para llegar al consenso con el laborista Jeremy Corbyn.

En este ambiente crispado, unos sugieren que el plazo de aplicación de la norma se reduzca a seis meses, lo que implicaría que May podría enfrentarse a otra votación en junio, pero un alto representante del citado comité reconoció que hay intentos de eliminar el límite del tiempo por completo. Si se cambian las reglas, al menos el 15 % de los parlamentarios conservadores (es decir, 47) deberán enviar cartas a sir Graham Brady, presidente del comité, para promover otro voto de confianza. Es probable que este umbral ya se haya alcanzado, dado el nivel de descontento entre los tories.