Trump intentó despedir a Mueller y coartar la investigación del Rusigate

El fiscal investigó diez casos de posible obstrucción a la justicia por el presidente

El fiscal general de EE.UU., William Barr, declaró que no hay «pruebas suficientes» de que Trump obstruyera la Justicia
El fiscal general de EE.UU., William Barr, declaró que no hay «pruebas suficientes» de que Trump obstruyera la Justicia

Redacción

El fiscal especial Robert Mueller investigó una decena de episodios ante la posibilidad de que el presidente Donald Trump hubiese incurrido en un delito de obstrucción a la justicia por sus constantes críticas y presiones a las investigaciones abiertas para esclarecer la injerencia rusa en las elecciones del 2016. El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ha comparecido ante los medios este jueves para dar cuenta de una versión resumida de dichas pesquisas, sin Mueller pero acompañado de su número dos, Rob Rosenstein, principal supervisor del proceso después de que el anterior jefe del Departamento de Justicia, Jeff Sessions, decidiese recusarse.

Barr, que se ha comprometido a mantener «el mayor grado de transparencia posible» sobre este informe, después de que los demócratas le acusaran de difundir una información sesgada, ha confirmado que las pesquisas avalan la tesis de que Rusia intentó interferir en las elecciones de noviembre de 2016, en las que se impuso Trump. Sin embargo, «la investigación no ha establecido que miembros de la campaña de Trump conspirarse o se coordinasen con el Gobierno ruso en sus actividades de injerencia electoral». «Sabemos que los agentes rusos que perpetraron estas acciones no tuvieron el apoyo del presidente o de su campaña o la ayuda consciente de algún ciudadano de Estados Unidos», ha añadido.

Así, «no hay pruebas» de que la campaña de Trump colaborase con Rusia en los ciberataques perpetrados en los meses previos a los comicios y que afectaron, entre otros objetivos, al Partido Demócrata. Tampoco consta que la campaña del ahora presidente participase «ilegalmente» en la difusión del material interceptado por los hackers, según el fiscal general .

Barr ha señalado que tanto él como Rosenstein discrepan con algunas de las «teorías legales» planteadas por Mueller, que analizó hasta «diez episodios» en los que se podría haber incurridro en un delito de obstrucción. No obstante, ha dicho respetar el «marco legal» en el que el fiscal especial analizó dichos casos.

Un buen día

 Trump ha expresado su satisfacción por el informe que le absuelve de haber conspirado con las autoridades rusas para interferir en las elecciones del 2016 y, durante un acto en la Casa Blanca, ha afirmado: «Tengo un buen día, se llama no hay colusión, no hay obstrucción».

Tras la comparencencia ante los medios de  Barr, Trump ha  tuiteado  una imagen suya en la que proclama -con la tipografía de la serie Juego de Tronos- «fin del juego» para «los resentidos y los demócratas radicales de izquierdas».

Su equipo de abogados, liderado por Rudy Giuliani, Jay Sekulow, Jane Raskin y Martin Raskin, también ha considerado que «los resultados de la investigación son una victoria total del presidente». «Está claro que no hubo ninguna irregularidad penal», han apuntado, en un comunicado recogido por la agencia de noticias Reuters.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Trump intentó despedir a Mueller y coartar la investigación del Rusigate