La Cruz Roja logra que Maduro acepte su ayuda

Son 24 toneladas de medicinas y 14 generadores eléctricos para los hospitales

Inmigrantes venezolanos rebuscan en un vertedero de Paracaima, ciudad brasileña fronteriza
Inmigrantes venezolanos rebuscan en un vertedero de Paracaima, ciudad brasileña fronteriza

Caracas / corresponsal

La Cruz Roja logró el martes, por primera vez, que el régimen de Maduro aceptase uno de sus cargamentos de ayuda humanitaria, básicos para una parte de la población que carece de lo necesario para subsistir. Se trata de 24 toneladas de material médico y fármacos y 14 potentes generadores para garantizar el fluido eléctrico en los principales hospitales del país. Este envío fue posible gracias al acuerdo alcanzado en los últimos días entre la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) con el régimen chavista para paliar la emergencia humanitaria que padece el país.

El presidente de la Cruz Roja venezolana, Mario Villarroel, destacó el carácter de «neutralidad, imparcialidad e independencia» de la ayuda humanitaria. «Le pedimos a todos que no politicen este gran logro», señaló el funcionario, criticado en redes sociales por sus supuestos vínculos con el régimen de Maduro.

Sin embargo, tanto la oposición como el propio chavismo -al que se acusa de propiciar la grave crisis humanitaria que vive Venezuela -inmediatamente se atribuyeron como un «logro» de sus políticas que las medicinas y los generadores hayan llegado a Venezuela por vía aérea desde Panamá, tras largas gestiones.

No escatimó elogios para el régimen chavista el ministro de Salud de Maduro, Carlos Alvarado, quien destacó que se trata de un cargamento internacional que llega al país «de la mano de la revolución bolivariana y por instrucciones del presidente Maduro». Pero a diferencia de otras comparecencias públicas, que se realizan con gran parafernalia, esta intervención fue breve y directa. Incluso los servicios estatales de noticias ni siquiera mencionaron la entrada de la ayuda humanitaria, término que sí utilizó Villarroel y que el chavismo trata de evitar a toda costa.

Por su parte, el jefe del Parlamento y designado presidente interino, Juan Guaidó, también se quiso apuntar el tanto. Señaló que el ingreso de asistencia es un «gran logro» de la oposición, y destacó que se trata de un paso «importante, pero no suficiente» para mejorar la crítica situación venezolana, apenas «un paliativo». Para Guaidó, la solución «vendrá con el cese de la usurpación» por parte de Maduro.

Maduro, por su parte, dejó abierta la posibilidad de cambiar su estrategia y reabrir la frontera con Brasil -todos lo pasos siguen cerrados en el actualidad- tras una reunión que mantuvo con el senador brasileño Telonio Mota, aliado político del chavismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Cruz Roja logra que Maduro acepte su ayuda