Maduro da tres festivos más en Semana Santa para recuperar popularidad

El presidente venezolano reunió a miles de simpatizantes en Caracas para plantar cara a la comunidad internacional que exige su dimisión

Maduro celebró con miles de milicianos el decimoséptimo aniversario del fracaso del golpe de Estado contra Hugo Chávez
Maduro celebró con miles de milicianos el decimoséptimo aniversario del fracaso del golpe de Estado contra Hugo Chávez

REDACCIÓN / AGENCIAS

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, otorgó este sábado a los trabajadores públicos y privados del país un asueto de los tres días previos al jueves y viernes santos, con los que se alargarán las vacaciones de Semana Santa en la nación caribeña. «Decidí dar el asueto laboral los días lunes 15, martes 16 y miércoles 17 a los trabajadores de Venezuela con motivo de la Semana Santa», dijo Maduro en un acto con miles de simpatizantes en Caracas.

El mandatario añadió que los trabajadores de Venezuela merecen el descanso y que «lo estaban esperando», en vista de que la medida ya ha sido aplicada en años anteriores.

Dijo además que la paralización por toda una semana de las actividades productivas paliará las dificultades generadas por la crisis eléctrica que atraviesa Venezuela y permitirá una «recuperación» del sistema. Venezuela sufrió en marzo pasado una serie de apagones que sumieron en la oscuridad a la práctica totalidad del país y paralizaron durante varios días su ya afectada economía. Aunque no hubo informes oficiales sobre pérdidas económicas, el Parlamento, que controla la oposición, señaló que el país pierde unos 500 millones de dólares por día durante un apagón general.

Maduro anuncia esta medida en medio de la acuciante crisis económica que padece Venezuela y que se expresa en escasez e hiperinflación, un indicador que de acuerdo con el Parlamento promedia un 1.623.656 % entre marzo de 2018 y el mismo período de este año.

A pesar de esos negativos datos, el presidente venezolano mostró músculo al congregar en Caracas a miles de simpatizantes, incluidos cientos de milicianos y miembros de la Fuerza Armada en medio de la crisis política que atraviesa el país por las persistentes dudas sobre la legitimidad de su nuevo mandato. Maduro presidió un acto en el Paseo los Próceres, una enorme plaza dedicada a los héroes de la emancipación de Venezuela, para conmemorar los 17 años del regreso al poder de su fallecido mentor político, el presidente Hugo Chávez (1999-2013), luego de que fuera depuesto por espacio de horas en 2002. «El 13 de abril de 2002 es un día que nuestra generación no olvidará», dijo Maduro rodeado de militares, simpatizantes, tanques de guerra y lanzaderas de defensa antiaérea.

Pero el acto de este sábado también sirvió para que la base chavista reiterara su apoyo a Maduro, en horas bajas desde que buena parte de la comunidad internacional pusiera en duda la legitimidad del mandato de 6 años que juró en enero pasado. Entre las sorpresas de la comparecencia de Maduro, el dirigente venezolano ordenó a los milicianos dedicarse a la producción de alimentos, escasos como casi todo en Venezuela. «En este momento procedo a darles la orden a las 51.743 unidades populares de defensa integral de dedicarse a la producción en todo el territorio nacional, para ver reverdecer un milagro productivo», dijo el gobernante. «Fusil al hombro, listos para defender la patria, y abriendo el surco para sembrar la semilla y producir el alimento para la comunidad, para el pueblo», agregó.

El Parlamento, que controla el antichavismo, dijo el miércoles que la economía de Venezuela perdió el 55,17 % de su tamaño entre 2013 y 2018, cuando Maduro gobernó el país por primera vez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Maduro da tres festivos más en Semana Santa para recuperar popularidad