El eurófobo Nigel Farage amenaza con una «revolución británica» en las urnas en mayo

El exlíder del UKIP, que ganó las europeas en el 2014, lanza el Partido del Brexit dando por hecha una nueva convocatoria


londres / colpisa

Nigel Farage dice que ganó dinero con una apuesta 4 a 1 a que triunfaba el brexit en el referendo del 2016 y que ha dejado mil libras, que ahora no llegan a 1.160 euros, en una casa de Londres cuando vio que ofrecían 3 a 1 a que su nuevo partido, Brexit Party, es el que más votos tiene en las elecciones europeas del 23 de mayo. El último sondeo dice que obtendrá el 10 % de los votos.

Tres a uno por tal victoria parece un timo, pero Farage, es apostador, domina el cálculo mental y no se le puede considerar un chalado después de que su anterior partido, el de la Independencia de Reino Unido (UKIP), ganase las elecciones europeas del 2014 y la consulta sobre la marcha de la UE.

En la presentación de algunos candidatos -«la lista más impresionante» de cualquier un partido, según él- dijo que con su partido comienza el fightback, el contraataque contra «la terca traición del más grande ejercicio democrático en la historia de la nación».

Políticos «sin causa»

«La política está rota», sentencia, porque la ejercen «políticos de carrera». Tras la Universidad de Oxford, ingresan en un departamento de investigación de un partido, y llegan al Parlamento o al Gobierno «sin pasión ni causa». «No saben de nada», según Farage. La victoria del Partido Brexit el 23 mayo será «el primer paso de una revolución democrática».

«Es sobre la democracia y la competencia», afirma, aunque su partido no tiene un programa con políticas concretas, que se elaborarán «a su debido tiempo». Los candidatos son variados. Un empresario de origen asiático, una conservadora profesora de Pedagogía en la Universidad de Cambridge también de origen asiático, una mujer que hace campañas contra la política pesquera común en Norfolk.

Y Annunziata Rees-Mogg, hermana del diputado tory Jacob Rees-Mogg. Para Farage tener a un miembro del Partido Conservador desde 1983 es la excusa para decir que su partido es «un vehículo respetable». El UKIP fue una jaula de grillos que él lideró hasta la victoria en el 2014 y está ahora asociado con un movimiento fascista. Farage se desentiende del pasado y aspira ahora a una revolución respetable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El eurófobo Nigel Farage amenaza con una «revolución británica» en las urnas en mayo