Netanyahu y su rival, el centrista Gantz, reclaman la victoria en las elecciones de Israel

El Likud recibe de 33 a 36 escaños, y Azul y Blanco, de 36 a 37, según los sondeos de los tres canales de televisión más grandes

Benjamin Netanyahu, momentos antes de votar
Benjamin Netanyahu, momentos antes de votar

redcción / la voz

Los rivales Benny Gantz y Benjamin Netanyahu reclamaron la victoria en las elecciones israelíes celebradas este martes, después de que las encuestas a pie de urna difundidas tras el cierre de los colegios mostrasen resultados nada claros.

El Likud de Netanyahu (derecha) recibe de 33 a 36 asientos, y la lista del Azul Blanco, de Gantz, de 36 a 37 asientos, según las encuestas de los tres canales de televisión israelíes más grandes.

Según algunos sondeos, la coalición centrista Azul y Blanco, de Beni Gantz, se antepone al Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu. Las encuestas de distintos medios predicen diferencias relevantes entre los dos partidos, pero todas dan como ganador a Gantz, excepto el Canal 13 que apunta a un empate técnico.

Según la televisión digital i24, la coalición centrista Azul y Blanco se haría con 33 escaños mientras que el Likud se quedaría en 27, seis asientos de diferencia.

Otros medios dan un margen más estrecho a Gantz, de 37 a 33 según el Canal 12, o una pequeña diferencia de tan solo un escaño para la cadena estatal de televisión Kan, que predice 37 y 36 escaños, respectivamente.

Kan añade que partidos como Nueva Derecha, del ministro de Educación Naftali Benet, el ultraderechista Zehut y la nueva formación Gesher, no entrarían en la Cámara, al no superar el umbral del 3,25 % de los votos.

«Ganamos. ¡El pueblo de Israel ha hablado! Gracias a miles de activistas y más de un millón de votantes. En estas elecciones hay un claro ganador y un claro perdedor. Bibi prometió 40 asientos y perdió a lo grande», dijeron a través de sus cuentas de Twitter Gantz y Yair Lapid, cabezas de lista de Azul y Blanco. El equipo de campaña, los candidatos y los simpatizantes del partido festejaron en Tel Aviv los resultados.

A pesar del triunfo de la lista de Gantz, las encuestas siguen dando como más probable la formación de un gobierno de derechas, al calcular al bloque de centro e izquierda entre 56 y 60 escaños y a la derecha entre 60 y 66. Pero tras los primeros momentos del cierre de los colegios y tras la reacción de Gantz, la sorpresa la aportó el propio Netanyahu al proclamarse vencedor. «El bloque de derecha liderado por el Likud obtuvo una clara victoria. Agradezco a los ciudadanos de Israel la confianza. Comenzaré a formar un gobierno de derecha con nuestros socios naturales esta misma noche».

Plebiscito sobre Netanyahu

Estas elecciones se han presentado en buena medida como un plebiscito sobre el líder israelí, quien espera obtener un quinto mandato récord como primer ministro.

Por su parte Ayman Odeh, el líder de Hadash-Ta’al (el mayor partido árabe de Israel), ha manifestado su pesadumbre porque, afirma, lo que podría ser una participación históricamente baja entre los votantes árabes podría significar un «Knéset sin representación árabe». Durante la jornada intentaron paliar el que la gente se quedase en casa sin participar. «Estamos avanzando con todas nuestras fuerzas, yendo de casa a casa y pidiendo a las personas que salgan y voten», aseguraba. «Nuestra pesadilla, que es la fantasía del primer ministro [Netanyahu] -un Knéset sin representación árabe- de repente parece una posibilidad realista», escribió Odeh en Twitter, instando a los israelíes árabes a salir y votar.

A media tarde, la participación de la comunidad árabe en las elecciones era del 25 % , lo que representa un descenso drástico respecto al 40 % registrado en el 2015, según los partidos árabes. Aunque también la baja participación preocupó durante la jornada al propio Netanyahu.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Netanyahu y su rival, el centrista Gantz, reclaman la victoria en las elecciones de Israel