¿Están Hamás e Israel al borde de otra guerra?

Ni Netanyahu ni el movimiento palestino tienen interés en abrir un nuevo conflicto

Soldados israelíes montan guardia junto a carros de combate cerca de la Franja de Gaza
Soldados israelíes montan guardia junto a carros de combate cerca de la Franja de Gaza

Redacción / La Voz

La escalada bélica en la Franja de Gaza despierta una vez más el temor a una nueva guerra entre Israel y Hamás. El pequeño territorio palestino (poco mayor que el concello de Lugo) amaneció ayer en una tensa calma tras la tregua que puso fin a los bombardeos israelíes en represalia por el ataque de un cohete palestino que cayó cerca de Tel Aviv, con un saldo de siete heridos. Escuelas, universidades, oficinas e instituciones oficiales de la Franja permanecieron ayer cerradas y parte de su población no fue a trabajar, mientras cazas israelíes sobrevolaban los cielos. El lanzamiento de otro cohete a media tarde comprometió el volátil alto el fuego. El primer ministro Benjamin Netanyahu advirtió a su regreso de EE.UU., que está listo para ordenar nuevos ataques.

¿Qué es lo que puede suceder ahora?

Israel y Hamás han librado tres guerras desde el 2008, pero ninguna de las partes parece tener interés en precipitar un cuarto conflicto. Desde el conato del pasado año, rige una tregua más o menos respetada. «Hamás no quiere una escalada, es por ello que hablaron enseguida con los egipcios», explicó a la agencia AFP el analista político de Gaza Omar Shaaban. En plena campaña electoral, Netanyahu mide sus fuerzas y busca contentar a sus votantes y a la vez evitar una nueva guerra, afirma Jonathan Rhynhold, profesor de Ciencias Políticas. «La gente de Israel prefiere una lección más severa [contra Hamás] pero sin las consecuencias que van asociadas, lo que hace que la tarea sea casi imposible» para Netanyahu, agregó. «Hamás tampco quiere ir hasta la guerra pero quiere poner a Netanyahu bajo presión», dijo Shabaan.

¿Qué impacto tiene la escalada en las elecciones israelíes del 9 de abril?

Hasta el lunes, Netanyahu solo recibía buenas noticias gracias al apoyo de Donald Trump, que ha entrado directamente en la campaña al recibirlo en la Casa Blanca y reconocer a los Altos del Golán como territorio de Israel. El exgeneral Benny Gantz, candidato centrista, es toda una amenaza para Netanyahu, en el poder desde hace una décadas. Mientras más dure la situación, «más se expone Netanyahu a las críticas de sus adversarios políticos», estima Hugh Lovatt, experto del European Council of Foreign Relations.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Están Hamás e Israel al borde de otra guerra?