Pionyang se retira de la oficina de enlace intercoreana tras el fracaso del diálogo

Trump anuncia sorpresivamente la retirada de las últimas sanciones impuestas a Corea del Norte

La oficina de enlace intercoreana esta ubicada en la localidad fronteriza norcoreana de Kaesong
La oficina de enlace intercoreana esta ubicada en la localidad fronteriza norcoreana de Kaesong

Pekín / E. La Voz

Pionyang presiona a Seúl y a Estados Unidos con el cierre de la oficina intercoreana. Un nuevo gesto para escenificar el deterioro de las relaciones tras la fracasada cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump. Y parece que tuvo efecto, ya que horas después el presidente estadounidense retiró por sorpresa las últimas sanciones económicas impuestas a Corea del Norte, en un aparente esfuerzo de la Casa Blanca para salvar las negociaciones. No estaba claro si Trump se refería a las anunciadas por el Departamento del Tesoro el jueves contra dos navieras chinas por ayudar a Corea del Norte con el abastecimiento de petróleo.

Sin aviso previo, Pionyang retiró ayer a todo su personal de la oficina de contacto intercoreana inaugurada en Kaesong el septiembre pasado. Era uno de los logros del proceso de distensión entre las dos Coreas. El viceministro para la reunificación surcoreano, Chun Hae-sung, confirmó que Pionyang había notificado la retirada y que les habían comunicado que la decisión se tomó «por orden de la jerarquía», sin dar explicaciones. Seúl ha asegurado que lamenta la decisión y mantiene abierta la puerta del diálogo.

La oficina fue abierta, en pleno clima de acercamiento entre las dos Coreas, para facilitar la cooperación y los intercambios entre los dos países que técnicamente siguen en guerra. Está situada en la ciudad norcoreana de Kaesong, cerca de la frontera, y permitía por primera vez que funcionarios del Norte y del Sur se comunicaran regularmente de forma presencial.

Seúl se ha convertido en el gran perjudicado del fracaso de la cumbre entre Trump y Kim Jong-un. El presidente Moon Jae-in llegó al Gobierno en el 2017 con la promesa de abandonar la política de confrontación y reanudar el diálogo con Pionyang. Ha celebrado tres cumbres intercoreanas y ha sido uno de los principales impulsores de las negociaciones entre Trump y Kim Jong-un.

La falta de acuerdo con la que finalizó la cumbre de Vietnam dificulta las aspiraciones de Corea del Sur que desea cerrar un acuerdo de paz y eliminar la amenaza nuclear. Además, necesita que se levanten las sanciones para poder ofrecer inversiones al Norte. La decisión del régimen de Pionyang parece dirigida a presionar a Seúl para que tenga un papel más activo ante Washington y le convenza para que alivie las sanciones.

Un grupo disidente, autor del asalto a la embajada en Madrid 

El grupo disidente norcoreano Free Joseon, que según The Washington Post fue el responsable del asalto a la Embajada de ese país en España en febrero, ha contactado con el FBI, según publicó ayer el mismo diario.

 El Post publica un breve vídeo difundido por la organización cuyo objetivo es derrocar a la dinastía Kim, en el que se ve a uno de sus miembros destrozando retratos del fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, y de su hijo y sucesor, Kim Jong Il, con subtítulos que afirman «¡Abajo con el gobierno de la familia Kim!», lo que pudo ser grabado en la sede diplomática y que en Corea del Norte se castiga con la muerte. El citado diario asegura que acercarse al FBI con información relevante puede ser una forma de recabar su protección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pionyang se retira de la oficina de enlace intercoreana tras el fracaso del diálogo