May no tira la toalla y busca ganarse el apoyo de 75 diputados para salvar su pacto

rITA A. tUDELA LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Theresa May acortó su visita a Bruselas para poner en marcha su nuevo intento de aprobar el acuerdo en el Parlamento
Theresa May acortó su visita a Bruselas para poner en marcha su nuevo intento de aprobar el acuerdo en el Parlamento HENRY NICHOLLS | Reuters

Nadie cree que pueda lograr el apoyo al texto, rechazado dos veces en Westminster

23 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Theresa May decidió acortar su visita a Bruselas para regresar al Reino Unido y embarcarse en una campaña de persuasión con el objetivo claro de ganar el apoyo de al menos 75 diputados y conseguir sacar adelante su acuerdo del brexit. Si bien nadie cree que lo vaya a conseguir, la primera ministra no tira la toalla.

No lo tendrá fácil, para empezar, el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, su socio del Gobierno, la acusó ayer de estar «demasiado dispuesta a capitular» ante la UE, el mismo argumento que alegan los conservadores a favor del brexit, como el exministro Boris Johnson. Además, desde el DUP la criticaron por culpar a los diputados de la crisis del brexit y lamentaron que no hubiese logrado introducir ningún cambio en el acuerdo de retirada.

May intentará también convencer a la facción más euroescéptica de su partido, que se engloba en el poderoso Grupo Europeo de Investigación (ERG, por sus siglas en inglés), y a los diputados laboristas elegidos por circunscripciones favorables al brexit.