Los venezolanos, sumidos en el caos sin luz ni agua y en busca de comida

Guaidó pide decretar la emergencia en el tercer día de apagón, que deja ya 17 muertos

Vecinos de Caracas hacían largas colas para conseguir agua potable
Vecinos de Caracas hacían largas colas para conseguir agua potable

Caracas / corresponsal

Venezuela lleva sumida en el caos desde hace tres días. Sin luz, sin agua e incomunicada por un apagón sin precedentes, que deja 17 pacientes muertos en los hospitales a los que no se pudo suministrar la diálisis correspondiente. En el tercer día del apagón, los venezolanos se abalanzaron a las calles en busca de alimentos y hielo para tratar de salvar la escasa comida que queda en sus neveras. Productos, que escasean, como el agua embotellada, solo se pueden pagar con dinero en efectivo, que ha desaparecido como consecuencia de la hiperinflación, y en dólares, que cada día ganan espacio como moneda de intercambio en la crisis. Ante la grave situación, el líder opositor, Juan Guaidó, anunció que pedirá al Parlamento que decrete la emergencia nacional, al tiempo que invitaba a los militares a estar en alerta ante los anuncios que hará en las próximas horas «porque llegó el momento de dar el paso».

La oposición afirma que el corte de energía obedece a la mala gestión del Gobierno. Nicolas Maduro, por su parte, achaca el apagón a un ciberataque de EE.UU. No obstante, el régimen ha evitado decir cuándo podrán restituirse completamente el servicio de electricidad. Cada vez que lo ha intentado, la consecuencia ha sido un nuevo apagón.

A primera hora del domingo, la compañía eléctrica estatal, Corpoelec, informó de que el 40 % de la capital y el 25 % del país contaba ya con el servicio eléctrico. La realidad es que, a media tarde, prácticamente toda Caracas se encontraba de nuevo sin electricidad. Algunos sectores no han tenido fluido desde la tarde del jueves. Sin embargo, la situación de la capital es mejor que en otras grandes ciudades, como Maracaibo, Valencia o Barquisimeto, que llevan más de 72 horas sin luz. Los jugadores del Zulia y Caracas FC se plantaron en el campo de fútbol y se negaron a jugar en protesta por no haber suspendido la jornada de la liga.

Los saqueos en Zulia conviven con los que optan por regalar comida para que no se pudra

El presidente del Parlamento, Juan Guaidó, señaló el domingo que un equipo a su cargo ha corroborado que 17 personas han fallecido en hospitales, «pero la lista podría ser mayor, entre 40 y 60» por la falta de electricidad..

En el estado Zulia, cuya capital es Maracaibo, se han producido saqueos a comercios, mientras otros negocios han rematado o incluso regalado la comida que les quedaba en las neveras y comenzaba a pudrirse. En Caracas, en el hospital J. M. De Los Ríos, el principal sanatorio infantil del país, los niños gritaban desde las ventanas «tenemos hambre»; y sus familiares denunciaban que no los dejaban salir del hospital, cuyas puertas están bajo vigilancia de los militares. 

Recogiendo agua

Tras tres días de inestabilidad del servicio eléctrico, algo que también escasea es agua, especialmente potable, y en las faldas del Ávila, la montaña parque nacional de la capital, centenares de ciudadanos hacían filas en sus autos para abastecerse en los riachuelos. «Nos han llevado al siglo XIX», afirmaba Héctor González, quien pasó dos horas esperando para poder cargar unos 60 litros de agua en su vehículo, en botellones y cubetas.

«Es una agonía (...), el miedo que tenemos todos (...). No sabemos lo que va a pasar. Si no llega [la luz], ¿cuántos días más? ¿Hasta dónde vamos a aguantar?», dijo a France Press la vecina de Caracas Yadira Delgado.

Recarga de móviles en un puesto de energía solar en Caracas
Recarga de móviles en un puesto de energía solar en Caracas

Cómo apañarse sin señal ni carga en el móvil 

Sin electricidad, los venezolanos se han quedado también sin telefonía móvil o fija y sin acceso a Internet. Familias enteras estacionaban ayer sus vehículos y formaban una larga fila al borde de la autopista Francisco Fajardo, la principal de Caracas, para intentar captar algo de señala en sus teléfonos móviles antes el masivo apagón que afecta a prácticamente toda Venezuela. Buscan comunicarse con el resto de sus familiares y también tener noticias de lo que pasa en el país. Otros hacen fila para cargar sus teléfonos en un panel solar situado en una plaza pública en Caracas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los venezolanos, sumidos en el caos sin luz ni agua y en busca de comida