La presión de las protestas obliga a Buteflika a renunciar a su reelección

El presidente argelino anuncia el aplazamiento de las elecciones del 18 de abril

Desde el 2013, Buteflika se mueve en una silla de ruedas empujada por su hermano Said y sus apariciones públicas son inusuales
Desde el 2013, Buteflika se mueve en una silla de ruedas empujada por su hermano Said y sus apariciones públicas son inusuales

La Voz

Tres semanas de protestas sin precedentes han obligado el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, a anunciar hoy que renuncia a aspirar a un quinto mandato y al aplazamiento de la presidencial prevista para el 18 de abril. En un mensaje a la nación publicado por la agencia oficial APS, precisa que la elección presidencial se realizará al término de una conferencia nacional encargada de reformar el sistema político y elaborar un proyecto de Constitución de aquí a finales del 2019.

El presidente regreso el domingo a Argelia tras dos semanas ingresado en un hospital de Ginebra sin que se sepa realmente cuál es su verdadero estado de salud. En el poder desde 1999, Buteflika sufrió en el 2013 un «derrame cerebral» que mermó sus facultades físicas y que ya le impidió hacer campaña en las presidenciales del año siguiente, pero no ganar los comicios. Desde entonces no habla en público, se mueve en una silla de ruedas empujada por su hermano Said y sus apariciones públicas son inusuales, reducidas a las imágenes grabadas por la cadena estatal con motivo del consejo de ministro o de visitas de altos dignatarios extranjeros.

Hace un lustro que no viaja al extranjero y en los dos últimos años ha cancelado en el último momento por «recaídas de salud» reuniones ya confirmadas con altos responsables extranjeros como la canciller alemana, Angela Merkel, o el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamad bin Salmán.

El régimen se veía cada vez más presionado por la presión de la calle y otros estamentos. Hoy mismo un millar de jueces anunciaron que se negaban a supervisar las elecciones presidenciales de abril, lo que suponía un serio revés para el veterano dirigente. Los jueces se sumaron a las protestas con marchas y sentadas en las sedes judiciales . En un comunicado, el abogado y militante de derechos humanos Salah Dabouz explicó que cerca de un millar de jueces han decidido, asimismo, crear un grupo para respaldar el movimiento popular y reclamar un cambio radical del sistema político y la puesta en marcha de un Estado de derecho. Además, los clérigos han pedido al Ministerio de Asuntos Religiosos que deje de presionarlos para que pronuncien sermones a favor del Gobierno, en un momento en el que se suceden las manifestaciones contra el régimen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La presión de las protestas obliga a Buteflika a renunciar a su reelección