La UE pide a Maduro que sea «reconsiderada» la expulsión del embajador alemán

Bruselas respalda a Berlín, pero descarta nuevas sanciones al régimen, que ayer expulsó al periodista de EE.UU. detenido

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, cree que la expulsión del embajador alemán solo contribuye a la elevar las tensiones y socavar la salida política a la crisis
La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, cree que la expulsión del embajador alemán solo contribuye a la elevar las tensiones y socavar la salida política a la crisis dpa
P. G. Otero
Bruselas, caracas / corresponsales

¿Expulsará el Gobierno de Nicolás Maduro al embajador alemán, Daniel Martín Kriener? Todo parece indicar que Caracas quiere ajustar cuentas con Berlín y cumplirá con su amenaza. El diplomático fue declarado persona non grata el miércoles por sus «recurrentes actos de injerencia» y después de recibir a Juan Guaidó en el aeropuerto internacional Simón Bolívar.

Maduro le concedió 48 horas para dejar el país, lo que despertó la indignación de la canciller alemana, Angela Merkel, quien anunció que pediría a sus socios coordinar una respuesta común para seguir mostrando músculo ante Maduro. Pero la iniciativa ha perdido peso en las últimas horas. La mesa del Comité Político y de Seguridad de la UE mostró ayer su respaldo a Berlín, pero no avanzó nuevas sanciones al régimen. La respuesta se quedará en un gesto político o en la llamada a consultas de embajadores.

Bruselas trató de rebajar la tensión. Aún mantiene la esperanza de que el grupo de contacto logre allanar el camino hacia unas nuevas elecciones con todas las garantías. «Esperamos que esta decisión sea reconsiderada», dijo la portavoz comunitaria, Maja Kocijancic, antes de confirmar que siguen en contacto permanente con todas las partes, incluido el Gobierno de Maduro.

«La UE condena con firmeza que el embajador alemán en Caracas sea apremiado a abandonar el país y expresa su plena solidaridad con Alemania», declaró ayer la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. La italiana lamentó los obstáculos de Maduro al trabajo de los diplomáticos: «Solo contribuye a escalar las tensiones y a socavar la salida política a la crisis», le reprochó antes de advertir de que la UE «reitera su disposición a usar todas las medidas apropiadas para reaccionar a los acontecimientos», dejando así la puerta abierta a nuevas sanciones si la situación se deteriora o el régimen no colabora en la convocatoria de comicios en el país.

Deportación de Weddle

Mientras, en Venezuela el Gobierno consumó la expulsión del periodista estadounidense Cody Weddle, tras doce horas de detención en la Dirección de Contrainteligencia Militar. El detonante de su arresto fue un artículo publicado en el diario londinense The Telegraph el 20 de febrero titulado Lo que falta para que los militares venezolanos se le subleven a Nicolás Maduro.

Weddle, natural de Virginia, fue sacado del país donde vivía desde hacía un lustro, sin permitirle volver a su casa a recoger sus objetos personales. La vivienda fue allanada en busca de datos que permitieran a las autoridades militares descubrir los indicios de una conspiración contra Maduro. «Estaba claro que no les gustó mi informe», dijo Weddle en unas breves declaraciones a Local10, una televisión de Florida para la que también colaboraba el reportero, poco antes de ser deportado.

Los venezolanos viven un virtual bloqueo informativo, con la televisión y las radios totalmente autocensuradas, la prensa asfixiada financieramente y más de 2.500 sitios web bloqueados, con cierres selectivos de redes sociales y de YouTube.

La trocha sustituye al puente en Cúcuta

Héctor Estepa
Los pasos ilegales eran utilizados en el pasado por contrabandistas y narcotraficantes
Los pasos ilegales eran utilizados en el pasado por contrabandistas y narcotraficantes

Los venezolanos buscan en los pasos ilegales alternativas al cierre de la frontera con Colombia decretado por el Gobierno de Maduro

Son estrechos caminos empedrados sobre el escaso caudal del río Táchira. O zonas donde apenas llega el agua a los tobillos. También balsas rudimentarias que transitan las zonas más caudalosas. Las trochas, los pasos ilegales en la frontera entre Colombia y Venezuela, habían sido tradicionalmente utilizadas por contrabandistas y narcotraficantes, pero ahora se han convertido en las vías que están permitiendo a miles de personas cruzar entre los dos países.

Venezuela cerró los puentes fronterizos el 23 de febrero, el día en que la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro intentó, sin éxito, introducir desde Colombia camiones llenos de suplementos alimenticios y material médico enviados por los países que reconocen a Juan Guaidó como presidente encargado del país.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La UE pide a Maduro que sea «reconsiderada» la expulsión del embajador alemán