Guaidó anuncia paros escalonados para «subir la presión» contra Maduro

Llueven las críticas contra el presidente chavista por no cumplir su promesa de detener al líder opositor

Guaidó se reunió con los sindicatos de los funcionarios
Guaidó se reunió con los sindicatos de los funcionarios

caracas / E. La Voz

El presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, afirmó ayer que la oposición iniciará una estrategia de paros escalonados para mantener la presión sobre Nicolás Maduro, tras reunirse con sindicatos de funcionarios públicos que lo respaldan. Mientras, los seguidores del régimen chavista reclaman al cuestionado mandatario que no haya detenido a Guaidó, tal como había afirmado que haría. Maduro, quien suele ausentarse en los días festivos, como este martes de Carnaval, no ha hecho mención en sus redes sociales al presidente interino reconocido por más de 50 países. Si hizo referencia a las fiestas y al sexto aniversario de la muerte de su padre político, Hugo Chávez. «Continuamos en lucha permanente contra tus enemigos, que quisieron apagar tu voz tantas veces», dijo.

Al llegar a la reunión con los sindicatos, Guaidó se le preguntó por qué pensaba que no había sido detenido. «Maduro está ahogado en sus contradicciones», fue su respuesta. A su vez le advirtió que «la presión contra él y su entorno se endurecerá».

El presidente interino designado por la Asamblea Nacional indicó que «vamos hacia un paro escalonado de la administración pública propuesto por los sindicatos». «Sabemos que no es de un día para otro, sabemos que van a empezar las amenazas, ya lo tenemos medido, pero hoy más que nunca Venezuela cuenta con ustedes», indicó Guaidó a los sindicalistas que lo respaldan, en una reunión que hubiera sido impensable hace apenas seis meses. Guaidó agregó que «me atrevo a decir que más de 90 % de la administración pública está en contra de la usurpación y pide elecciones libres». 

Reunión en la embajada

Horas antes, Guaidó se reunió en un desayuno en la Embajada de España con diplomáticos de los países que fueron a recibirle al aeropuerto el lunes, según informa Europa Press. Fue a invitación del embajador español, Jesús Silva, después de saber que el opositor quería hablar con ellos.

Desde el chavismo llueven las críticas contra Maduro por haber permitido la entrada a Guaidó pese a las amenazas previas de detenerlo en cuanto pisara el país, por burlar una orden expresa de salida dictada por el Tribunal Supremo, leal al mandatario. El analista internacional Basem Tajeldine, una voz respetada por el Gobierno, se preguntó: «¿Entra Guaidó y no pasa nada? Los cojones son para usarse», y Mario Silva, una estrella de la televisión oficial, y de origen gallego, incluso pidió la expulsión de los embajadores que acompañaron a Guaidó en el aeropuerto de Maiquetía.

Desde el «chavismo originario» también se critica a Maduro por la pobre gestión del capital político heredado del líder de la revolución bolivariana. Un dirigente de ese movimiento, el exministro de Petróleo Rafael Ramírez, acusado de corrupción, señaló que «si [Chávez] pudiera, se levantaría mil veces contra este desastre, reconstruir la patria debilitada y traicionada como nunca antes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Guaidó anuncia paros escalonados para «subir la presión» contra Maduro