Francia detuvo a más de 8.400 chalecos amarillos durante las manifestaciones de los últimos tres meses

Durante las protestas  1.300 agentes o bomberos han resultado heridos, según el Ministerio del Interior

Manifestación de chalecos amarillos en la localidad francesa de Souillac
Manifestación de chalecos amarillos en la localidad francesa de Souillac

redacción / la voz

La policía francesa ha arrestado a unas 8.400 personas durante las protestas de los chalecos amarillos que comenzaron hace tres meses, en las que 1.300 agentes o bomberos han resultado heridos, afirmó este jueves el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Del total de detenciones vinculadas a los incidentes protagonizados por los participantes en este movimiento desde la primera gran protesta, que tuvo lugar el pasado 17 de noviembre, solo 316 acabaron recibiendo un auto de prisión, agregó el ministro.

Castaner indicó también que 1.800 de los detenidos han sido condenados a diferentes multas y otros castigos, mientras que 1.300 de los casos están todavía pendientes de ser juzgados por los tribunales de todo el país.

El ministro responsabilizó a «pequeños grupos animados por el odio» de los actos violentos, al tiempo que se opuso a toda amnistía, como están pidiendo algunos de los portavoces de los chalecos amarillos y grupos de la oposición.

«Mi mensaje es claro: toda destrucción, toda agresión será perseguida y sancionada», señaló Castaner durante la recepción de casi un millón y medio de euros provenientes de una recogida popular de fondos en favor de los agentes agredidos durante las protestas.

Extremistas en el centro

Una de las preocupaciones de las autoridades francesas es la irrupción de elementos de extrema derecha y extrema izquierda, así como de activistas antisistema en un movimiento que empezó siendo una reivindicación contra las malas condiciones de vida de los asalariados con rentas más bajas y que se ha convertido en un escenario de constantes batallas campales en el corazón de las principales ciudades.

Los responsables de Turismo se hicieron eco este jueves de esa preocupación al presentar los datos del 2018. Francia registró unos elevados ingresos, a pesar de que, a partir de noviembre se produjo una caída de la llegada de pasajeros internacionales de entre un 5 y un 10 % en medio de las protestas de los «halecos amarillos.

Las imágenes de los disturbios registrados cada sábado dieron la vuelta al mundo, provocando que numerosos turistas extranjeros cancelaran sus viajes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Francia detuvo a más de 8.400 chalecos amarillos durante las manifestaciones de los últimos tres meses