Triunfo de Salvini en su primer test electoral y descalabro del Movimiento 5 Estrellas

La Liga descarta por ahora romper la coalición de Gobierno y adelantar elecciones

Salvini esperará a los resultados de las europeas de mayo para defenestrar a sus socios. A. CARCONI Efe
Salvini esperará a los resultados de las europeas de mayo para defenestrar a sus socios. A. CARCONI Efe

Roma / corresponsal

Matteo Salvini afianza su liderazgo en la derecha italiana. Los resultado de las elecciones regionales de Abruzzo, el primer test electoral desde su llegada al poder y el previo a las elecciones europeas de mayo, no podían ser mejores para el ministro del Interior y líder de la Liga. Un panorama muy distinto al descalabro de sus socios de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5E).

Marco Marsilio, candidato de la coalición formada por la ultraderechista Liga, Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y Hermanos de Italia (también de extrema derecha), de Giorgia Meloni, ganó con un contundente 48,03 % de los votos en una región feudo de la izquierda desde el 2014. Abruzzo se convierte así en la octava región en el que gobierna la derecha. Aunque Berlusconi se felicitó por el éxito, es la Liga el partido que tira de la coalición con el 27,5 % de los votos y se consolida como primer partido.

La otra cara de la moneda fue el movimiento fundado por Beppe Grillo, que pasa de ser la primera fuerza regional en las elecciones generales del pasado marzo a perder 20 puntos cayendo hasta la tercera posición, con el 19 % votos, superada por la coalición de izquierda, que obtuvo el 31,28 %.

El Gobierno verde-amarillo desgasta a gran velocidad al M5E, la fuerza que llegó para «cambiarlo todo». Su alianza con la Liga ha provocado una sangría de votos. Las continuas diferencias políticas con Salvini están creando entre los ciudadanos una gran desconfianza hacia el vicepresidente Luigi Di Maio y los suyos, mientras el líder de la Liga se reafirma como el hombre fuerte y resolutivo del Ejecutivo, que marca la agenda e impone los temas que considera importantes: inmigración y la seguridad. 

Minimizar daños

En el M5E se intentó minimizar los resultados de Abruzzo aunque cada vez son más los críticos con Di Maio y la política del partido. El primer ministro Giuseppe Conte aseguraba que el Gobierno sigue adelante y que estos comicios «no cambia nada» porque «son solo elecciones regionales».

La votación era vista como una prueba para el Gobierno y algunos no descartaban que Salvini apostara por su caída y la convocatoria de elecciones. El ultraderechista quiso tranquilizar a sus socios: «No creo que los amigos del M5E tengan que temer nada». Al menos hasta los resultados de las elecciones europeas.

Volver al Gobierno de Italia es el objetivo que ayer veía más cerca Silvio Berlusconi, que subrayó que el centroderecha es la mayoría natural de Italia». Incansable, el exCavaliere, que se presentará como candidato a las elecciones europeas, invitaba a Salvini a mantener viva la coalición aunque la sangría de votos de su electorado hacia la Liga es imparable.

La debacle de M5E ha dado oxígeno a la izquierda con un Partido Democrático (PD) aún sin líder -tras la dimisión de Matteo Renzi- a la espera de la elección del secretario general y aliado en estas elecciones con varias listas cívicas. Nicola Zingaretti, gobernador del Lazio y candidato a dirigir el PD, veía en estos resultados el principio de un cambio de tendencia que «tiene que consolidarse» para ser de nuevo «alternativa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Triunfo de Salvini en su primer test electoral y descalabro del Movimiento 5 Estrellas