Una farmacéutica española se añade a la larga lista de expropiaciones de Maduro

El Gobierno se hace con la planta en Maracaibo de SM Pharma, fundada y dirigida por una familia de origen asturiano desde hace cinco décadas


Caracas / corresponsal

El Gobierno español protestó este sábado la expropiación por parte del Ejecutivo de Maduro de la planta en Maracaibo de SM Pharma, una empresa farmacéutica fundada y dirigida por una familia de origen asturiano desde hace cinco décadas. El mismo día en que bloqueaba con camiones la frontera para impedir la entrada de la ayuda humanitaria, Maduro viajó a Maracaibo para mostrar la empresa «en pleno funcionamiento», después de ser «recuperada», el eufemismo que utilizan para las intervenciones.

«Este año garantizaremos abastecimiento del 100 % de las medicinas que consumimos», afirmaba Maduro, ataviado con una bata blanca, luego de que la planta farmacéutica fuera intervenida manu militari por orden del gobernador del estado de Zulia, cuya capital es Maracaibo. Según el delegado regional, Omar Prieto, la empresa estaba «abandonada» por sus dueños, que en el 2018 solo producían tres medicamentos «para intentar declararla en bancarrota».

El Ministerio de Exteriores español ha emitido una nota de protesta por considerar que la confiscación ha sido hecha sin arreglo a las leyes, y además «supone un perjuicio directo para la sanidad venezolana y para el abastecimiento de productos esenciales para la sociedad». Además, «representa una violación del Estado de derecho y una señal para los inversores sobre la falta de seguridad jurídica en el país».

Venezuela se posiciona en los últimos lugares de prácticamente todos los ránkings de libertad económica. Lo sucedido con SM Pharma ocurrió el año pasado con Kellogg’s, General Motors y Good Year, entre otras empresas, que cerraron sus operaciones y luego vieron como las plantas eran «tomadas» para garantizar la producción.

Kellogg’s, por ejemplo, amenazó con denunciar a Venezuela ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) donde el chavismo-madurismo acumula demandas por encima de los 28.000 millones de dólares. El Gobierno ha continuado elaborando cereales con la marca Kellogg’s (aunque con mucha menor presencia en el mercado) a pesar de que la empresa estadounidense ha exigido que deje de hacerlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Una farmacéutica española se añade a la larga lista de expropiaciones de Maduro